Buscando canciones, sensaciones pasadas, sorpresas que me espanten, escarbando en surcos musicales, arañando hojas donde encontrar volcanes que me invadan, hechizado como cuando desde crío supe que la música siempre me acompañaría....

miércoles, 6 de julio de 2016

THE KONKI DUET. "Il fait tout gris" (2005)


Kumi, Zoe, y Tamara. Japón, Rusia y Francia. Las tres chicas, desde su base de operaciones en París, se lanzaron a la aventura con este "Il fait tout gris", una colección de canciones pop divertidas, matemáticas, extrañas, con capacidad para evocar.

No se cortan en cantar en japonés, francés y ruso. Y la verdad es parecen hadas descarriadas por un mundo demasiado serio para ellas. "Slow sex" tiene un punto de electrónica juguetona, y "Tu vas partir sans moi" juega al escondite con ramalazos de chanson mientras hacen del enigma  pasión.

Hasta se atreven con una versión de Visage, la que titula el disco, con vientos y aleteos de mariposas confabulando salmos de luz y sedación. "Melody", en japonés es una corriente de agua que te asea las manos de melancolía, muérdago y a volar pestañas.

Tienen un aire de medievo y romance en "On dort mieux quand il pleut", nana exquisita para que un juglar aventurero en un minuto recite tonadas de amor eterno. Como "In the trees" y su rumor de brisa fresca, amalgama de poesía, catapulta de sedacción.

Vuelven a tirar confetis de chanson con "Le mariage dans les nuages" para prepararse a ese haiku tan personal que se llama "Hokago". The Konki Duet tiene ecos de Cocorosie y de The Blonde Redhead última etapa. Lo suyo son las ensimismaciones afectivas, los gladiolos reflexivos.

Se aceleran las chicas con "Cindy", sacudidas controladas de tensión, para terminar con "Do! Family" fabula de resistencia interior. Asi son The Konki Duet, leves y concisas, fantasmales y sugestivas. Para sobremesas de calor reclamadoras de sueño.