Buscando canciones, sensaciones pasadas, sorpresas que me espanten, escarbando en surcos musicales, arañando hojas donde encontrar volcanes que me invadan, hechizado como cuando desde crío supe que la música siempre me acompañaría....

lunes, 11 de julio de 2016

CHUCHO. "Los años luz" (2016)


Cuánto tiempo ha pasado desde que "Koniec" se nos clavara en las entrañas. 12 años. 12 largos años con Chucho en la perrera de nuestro recuerdo, en el hogar de los canes meditabundos que se pasan las horas aullando al cielo en busca de alguna estrella fugaz descarriada, hollando la tierra para descubrir tesoros que se olvidan al instante de tenerlos.

La espera ha merecido la pena. "Los años luz" ya se ha instalado en nuestras vida. Desde el comienzo con "Esto es un error" con ese aire juguetón que solo Alfaro puede dar a las canciones, introducción de un abanico de tonadas que nos servirán para calentarnos el verano. Para lamernos las heridas en el otoño.

Juan Carlos Rodriguez y Javi Milla acompañan a Fernando en este trayecto, aventura jalonada por hits inmarchitos, como la potente "Flores sobre el estiercol", oscura, extraña, repleta de aristas, como diciendo aqui estoy yo, el cánido más singular de la camada indie, rabia y bilis, catarsis radioactiva.

Porque si hay una cosa que define el sonido de "Los años luz" es la energía, siempre acompañada de unas letras cuidadas, ritmos febriles. Pero cuando más me emociona Alfaro es cuando baja el pistón para construir escenas cotidianas de pop helecho, de suspiros que son enjambre. Una de mis favoritas, "Cosas hermosas", es de esas que puedes repetir día tras día.

Este quinto disco como Chucho desde que salio en el ya lejano 1997, "78", es una forma magnifica de comprobar la salud musical de este tahur del pop revoltoso, de las leyendas con trasfondo de rebelión. Me gusta "Oso bipolar" porque transmite delicadeza, carga razones para que no olvidemos jamás a Surfin Bichos y todo lo que vino después.

"Predicar en el desierto" suena retadora, angulosa, recordando los tiempos cuando empezó todo. Como "Desidia" y ese rictus declamatorio de sonidos que se te clavan como una serpiente al cuello del querer.  Y la rabia sin contener, con las guitarras ardiendo aparece en "Fuego fatuo" la más bestia del disco, añagazas que van y vienen, profecías de un mal día, adrenalina venenosa. Bestial.

También hay hueco para la ironia fina en "Viva Peret!" y como colofón y adiós, "Las chicas del calendario", los meses que pasan, la espera, las voces del cha, cha, cha, el fin de un disco amigo, de esos que te acompañan susurrando. Divino retorno. Albacete tiene playa, en sus mar se escucha los lamentos de los perros abandonados al azar....



4 comentarios:

Paco la urraca dijo...

Carlitos, soy el Paco. Corro ahora mismo a escucharlo ¿Sabes que se anuncia una reunión de Surfin´bichos. A ese concierto iremos juntos.

Carlos dijo...

No lo dudes Pakito. Y aullaremos a la luna mientras Altazor nos espera en la cima de la montaña más alta con una buena bota de vino

El Gustavo dijo...

pakiiitoooooooooooooooooooooo pakitooooooooooooooooooooooooooopakitooooooooooooooooooooooooooooo

Carlos dijo...

Apareció el Pako. Después de 6 año de blog, apareció el Pako...