Buscando canciones, sensaciones pasadas, sorpresas que me espanten, escarbando en surcos musicales, arañando hojas donde encontrar volcanes que me invadan, hechizado como cuando desde crío supe que la música siempre me acompañaría....

domingo, 28 de febrero de 2016

AND YOU WILL KNOW US BY THE TRAIL OF DEAD. "The century of self" (2009)


El sexto disco de una de las bandas con uno de los nombres más complicados de pronunciar de carrerilla, es quizás el más flojo de toda su andadura. Por más que intento sacarles méritos, la verdad es que me cuesta, desde la inicial "The Giant causeway" o la segundona "The far pavillions".

Ni rastro de la banda que hizo del post hardcore, todo un filón de estridencias, en ese pedazo disco que se llamó "Source tags & codes" (2002). "The century of self" es un disco acomodaticio, que hace a los yankies frágiles e imberbes.

"Isis unveiled" es un hit para las radios americanas de rock aguerrido pero sin chicha, ni fuerza. Epica del postín. Nada reseñable. "Halcyon days" continua con los deméritos, con las confluencia de minutos de una inservible manera de hacerse actual soñando moderno. Vamos, un coñazo.

Y el piano de "Bells of creation" acompañado con unos arranques guitarreros a los Soul Asylum, tampoco acompaña mucho para crearles atisbo de fuerza y cordura. Quizás les perdono con el medio himno titulado "Fields of coal", pero en "Inland sea", siguen con su despropósito de sonar comerciales, roquerillos de postín.

Atrás discos "Worlds apart" (2005) o "Madonna". Este "The century of self" es un querer y no poder. Hasta la más dura de lote, "Ascending", está aquejada de toda una dosis de falta credibilidad, amalgama de sonidos repicando insolvencia.

En resumen, un sufrimiento la escucha de esta disco de esta otrora buena banda de rock afilado. Recordemos pues sus viejos trabajos, y este "The century of self", dejémosle junto al cubo de la basura.