Buscando canciones, sensaciones pasadas, sorpresas que me espanten, escarbando en surcos musicales, arañando hojas donde encontrar volcanes que me invadan, hechizado como cuando desde crío supe que la música siempre me acompañaría....

lunes, 22 de febrero de 2016

BEACH HOUSE. "Thank your lucky stars" (2015)


Dos discos en un mismo año. Si primero vino "Depression cherry", ahora viene este "Thank your lucky stars" para que podamos dormir con el opio del dream pop que destila el duo de Baltimore, capaces de inyectarnos insulina de corazón, nubes de sedación, abominaciones pequeñas.

El inicio con "Majorette" y "She's so lovely", son dos puntos cardinales para seguir pensando que si antes teniamos a Mazzy Star para apretujarnos el corazón, ahora Beach House se encargan de dinamitarnos con sus cadencias suaves, con sus escozores tranquilos.

"All your yeahs" casi suena a unos Cocteau Twins tecnológicos, armados de experimentos para sentir. "One thing" me la he puesto ahora, después de comer, y es como un café con vitaminas de recuerdos, la añoranzas de una foto en un destartalado taller de confección de humores, la siega de los adjetivos, el refrán del te querré siempre....

"Thank your lucky stars" es una bonita continuación del otro disco del año 2015. Es su cara b, un buen puñado de tracks bien cosidas al traje de los recuerdos internos. "The traveller" suena para ponerla en el coche mientras atraviesas la costa donde los mares despiden voces de ahogados. Triste y a la vez salvífica, un buen torrente de lucha interna, un pedazo de corazón. Total.

Me gustan las guitarras que carraspean en "Elegy to the void" y el bálsamo de "Rough sound" un puñetazo de aire, una niebla sobre los ojos mientras las gaviotas surcan cielos glaciares, mientras la punta del lápiz que escribió te quieros sufre ahogada a la orilla de un vaho de hidrógeno.

Beach House lo han vuelto hacer. Su escucha es siempre garantía de calidad, sinónimo de percances buenos. La playa a los pies varados, el sol que resplandece, alegría de vivir.....