miércoles, 3 de febrero de 2016

BLAKE BABIES. "Sunburn" (1990)


Años 90. Juliana Hatfield se movía y divertía divinamente entre toda esa horda de bandas que nos hicieron tan felices. Blake Babies fue su grupo, un combo que sabia como hacernos divertir con su pop aguerrido, sus guitarras militantes en la melodía, rabiando espejos, rompiendo moldes. "I'm not your mother es una buena muestra de ello.

Dentro de la historia de la banda habría que recordar que el mismísimo Allen Ginsgerb fue el que les bautizó como Blake Babies, cuando el grupo acudió a una conferencia del vate, y estos le preguntaron sobre que nombre ponerse. No se lo pensó y se quedaron con Blake Babies.

Este "Sunburn" está lleno de canciones para guardar en tu memoria. "Star" es fiera, salvaje, pero también está repleta de sensualidad. No muy lejos de sus colegas de época Throwing Muses, Blake Babies sabían como sacar rédito a ese enjambre eléctrico siempre tan bien acompañado de buenas dosis de pop.

El trio era la ostia. Forjaban en tres minutos caricias de pop duro como "Look away" para luego hacernos sentir mal, con tiernos hachazos que se te pegaban en las arterias sin remisión, ("Sanctifi") puro volcán de vicio acaparador, hit notable lleno de almidón para soñar.

"Girl in a box" es un pedazo de viento acogedor, una maravilla que te reconforta y te hace cerrar los ojos. Los 90. Nuestros 90. Menudos giros de voz de Julianna y su cómplice John. No me canso de escuchar "Train", viejas formas de establecer conexiones entre el creador y el oyente, algún solo de guitarra suave, Juliana ejerciendo de voz interior con abruptos leves, con cansancio en el sentir.

Como olvidarnos también de "Il'l take anything" y del soberbio inicio con el bajo atronando en "Gimme some mirth" o con el final de "A million years" para seleccionarla junto a tus temas preferidos de esos años tan pródigos en descubrimiento y revolución.

Blake Babies, una vuelta al ayer, cuando los veinte pocos años rondaban nuestro carnet. Qué recuerdos, que pedazos de cielo tomamos al asalto sin dejar titire con cabeza. Luego, vino la carera de Juliana en solitario. Pero eso es otra película, que porque no, también aparecera en este lugar donde los discos se piensan.




3 comentarios:

Johnny JotaJota dijo...

No los controlaba ni sabía de sus conexiones con Throwing Muses, me gusta mucho este tipo de pop. Abrazo.

txarls dijo...

Que imprescindible el nombre de Jualiana Hatfield para todos los que nos consideramos nostálgicos noventeros, verdad? :D
Pecisamente hoy le estoy dando cancha sin cesar a I Don't Cares, el nuevo proyecto que ha montado junto a Paul Westerberg de The Replacements, el cual casualidades de la vida, he recomendado al bueno de Johnny esta mañana vía 'caralibro'. No sé si lo habrás escuchado pero es una gozada.

Carlos dijo...

Paul Westerberg y Juliana juntos? Eso no me lo pierdo. Corro a por ello. Los 90, Los 90, los 90.... dos palabras que nunca cansan, que lo dicen todo.