Buscando canciones, sensaciones pasadas, sorpresas que me espanten, escarbando en surcos musicales, arañando hojas donde encontrar volcanes que me invadan, hechizado como cuando desde crío supe que la música siempre me acompañaría....

sábado, 29 de octubre de 2016

TV ON THE RADIO. "Return to coockie mountain" (2006)


Para mí sin duda el mejor disco de Tv on the radio. La banda de New York, desde que empieza a sonar la impactante "I was a lover", suena como un tiro, se abalanzan con frenesí hacia la mixtura, la incontención, fabricando un caluroso mapa de sonidos como si estuviesemos ante la versión actualizada de Talking Heads.

Los conocí cuando me hice en su día con su primer disco, el imponente, "Desperate youth, bloodthirsty babes", (2004), este segundo vino a confirmar que el grupo de Tunde Adebimpe vino al mundo indie para colorear con una paletada de sonidos lo que muchas veces es una concatenación de repeticiones.

"Province", es una pequeña catarsis funk que forcejea con el ritmo, mientras las guitarras suenan como helicóptero con aspas estridentes de distorsión. Distorsión leve que te atrapa en ese remolino sónico que es "Playhouses", enfangado gospel devorador.

Y cuando suena "Wolk like me", ya tienen ganada la partida con su suculenta mixtura de luces que nunca se apagan, de rayos catódicos de fiesta continua.  Como la vacilona "Let the devil in" y la negroide "Dirty whirl", todo un vahído de fiebre y alegría.

Tv on the Radio son un púzzle siempre dispuesto para unir volutas musicales,  coser electrónica con tradición, meter saxos y bogar en penumbras de cielos ("Blues from down here") o llevarnos hacia un festival de danza marciana ("Tonight"), sin perder ni un ápice su pavor.

Sus últimos trabajos, han perdido el fuelle, la fuerza que tenían cuando nos conmocionaron con este inicio tan radiante. Me quedo con este fogonazo imprudente, con esa alegoría del exceso y de mezcla de estilos.