Buscando canciones, sensaciones pasadas, sorpresas que me espanten, escarbando en surcos musicales, arañando hojas donde encontrar volcanes que me invadan, hechizado como cuando desde crío supe que la música siempre me acompañaría....

domingo, 2 de octubre de 2016

DEPECHE MODE. "Ultra" (1997)


Nunca fui seguidor de Depeche Mode. Lo reconozco. En esa época el que escribe andaba flipando con The Cure, The Chameleons, The Psychedelic Furs, The Church y otros paladines de la nocturnidad, como para seguir a este grupo que siempre me parecieron comerciales, que nunca lograron hacer que me comprase un disco suyo.

Demasiado para mi el grupo de David Gahan y Martin Gore, prefería gastar mi tiempo en Joy División antes de ver clips de una banda que siempre me vi como unos guaperas aprovechados de la ocasión para llevarse el tecno pop a sus camerinos de neón y lápiz de ojos.

Bueno, pasó el tiempo, y ahora doy una oportunidad a "Ultra", y la verdad es que me ha gustado. Me estaré haciendo mayor, pero he flipado con la hipnótica "The love thieves", con su cadencia lenta y su épica para románticos decepcionados.

No es un álbum de esos que sientan cátedra, lejos están de sus inicios, pero mis oídos no se han combustionado cuando apareció en la cadena "Home", donde David Gahan está pletórico, después de su desenganche a la heroína, libre del veneno, se lanza al vacío para hacer de la electrónica un salvaconducto para mirar atrás.

"It's not good" suena casi industrial, y en "Useless" la guitarra parece que rabia en su soliloquio personal, atravesando estepas para llegar a "Sister of night" y su ruidismo solvente. Si, la verdad que me he reconciliado con ellos. No estarán jamás a la altura de las bandas que mencioné al principio del artículo, pero este "Ultra" merece la pena para los nostálgicos de esos tiempos ya lejanos.

Me agrada escuchar cosas como "The Bottom line" con esa aire de película de suspense con final incierto o "Insight" donde se nota las ganas que tenía la banda tras 4 años de parón de subirse al carro de la creación. El tiempo pues pone las cosas en su sitio. Para mi seguirán siendo un grupo de segunda fila, pero con calidad suficiente para aparecer con agrado en estas líneas musicales siempre necesariamente torcidas.



1 comentario:

Alejandro dijo...

De segunda fila, dice. Tiene que haber de to, pero ains, los prejuicios...