jueves, 12 de enero de 2012

CANCER MOON. "Moor room" (1994)


Con gusto afronta Discos Pensados la recuperación de uno de los mejores discos de rock que se ha construido por estos lares, de una banda, Cancer Moon, que siempre transtitó márgenes de rudeza, psicodelia, a su bola, desde la ínsula de Euskadi.

Anitua y Zamarripa (voz y guitarras), instigadores de este artefacto dolorido, de canciones potentes, armazonadas en un garaje, suculentes bombas levemente inflamadas para gusto de los que nos gustan la electricidad sin excusas.

El tour musical lo comenzamos con "I'm head down", pausada, equilibrada, contenida pero tambien peligrosa. Eran los tiempos en los que el sello Munsters campaba a lo ancho del Estado (aunque este disco lo editaron con Radiation), y grupos como La Secta y otros murcielagos de los sonidos añosos usaron el termino indie para expandir miriadas de estrellas de rock.

"Daniel Boone" es extraña, minimal, arrecife de oscuridad que da paso en "Girls hanging'round" a un pedazo de cóctel que me recuerda a todo ese batallón de bandas australianas que camparon a sus anchas con toneladas de garaje para dar y tomar.

Cancer Moon cantaban en ingles pero la verdad es que es un detalle cuando escuchas "Moor room". Las bandas indies de aki estaban comenzando a balbucear en otra lengua y los bueno de Cancer Moon es lo integrado que está la instrumentación y los textos. Me molan cuando dejan de ser psicodélicos por un rato y trotan con elegancia con temas como "Caster".

"Wolf of cool" es rock con fragacias de arenisca, y lo mejor se esconde en "Stone of head". No sé las veces que grabé esta canción cuando la conocí. Fue lo primero que me topé de ellos y pensaba que lo suyo iba por el rollo de este tema: Paisajisticos, lentos, siderales, lsd en dosis de petunia, cargamento de flores disueltas por el arpegio de un latido.

Pero no, "Risin'" es toda una especulación metafísica donde las voces y los sonidos nos llevan a alguna población extraviada de Arizona. Y si te enganchas con "Lie", verás los ecos de Lou Reed. Asi que no, Cancer Moon no fueron un grupo tranquilo.

Para el recuerdo pues unas formas antiguas de componer, crear, confabular el rock desde posiciones dificiles, combativas. Cancer Moon, una luna para siempre enferma, para la eternidad en la retina de nuestros oidos tahures.

3 comentarios:

Mr. Self Destruct dijo...

Habrá que echarle un ojo, ya que los enlaces suenan la mar de interesantes. Un abrazo, bestia, siempre trayendo los mejores grupos

luther blues dijo...

Este sitio siempre habra musica bien pensada para alegrarnos el viernes por la noche .Eres un crack querido Carlos acercando coterraneos tan valorados
Un abrazo y buen fin de semana

Carlos dijo...

Gracias a ambos amigos. Cancer Moon, es otro de esos grupos apartados de nuestra memoria, que no deberiamos olvidar. Rock, rock, puro rock. Saludos