domingo, 8 de enero de 2012

THE GO-BETWEENS. "The friends of Rachel Worth" (2000)


Nunca fue un seguidor excesivo de esta banda australiana liderada por Robert Fosters y Grant MacLennan. Me compre en su dia un vinilo, "16 lovers lane", que contenia algun buen tema de pop, pero que nunca llegaran a tocarme la fiebre.

Bueno, pues ahora, Discos Pensados, recupera un antigua producción de la banda, donde contaron con la colaboración de miembros de Sleater Kinney y la verdad es que no sé si será por eso, pero es que este "The friends of Rachel Worth" es toda una bomba de pop que a veces se enfurece y otras regala caramelos a la puerta del colegio.

Si, no hay nada para volver a antiguos discos para ver como han pasado la prueba del hombre del polvo, de como nuestros gustos y actitudes se van transmutando a la vez que nuestra edad sigue marcando mascas en el arbol de la vida, algo astillado ya, pero generoso con los jardineros que riegan con agua limpia de melodias cristalinas.

Y The Go-Betweens siempre supieron tratar como orfebres la melodia, y en el caso del disco que criticamos, acompañar ese cuidado con verdaderos brotes de histeria roquera, que la verdad parece que estemos hablando de sus tocayos The Saint o de alguna oscura banda de Melbourne.

La cosa empieza con calma con "Magic in here", porcelana en la voz, suaves y cadenciosos, cadencia que continua en "Spirit", acústica, bodegón de flores secas para regalarlas al mistral de la vida. Bonita, joder, bonita.

Pero es el comienzo de "The clock", lo que me ha convencido de cambiar el estilo a pie de articulo de este "The friends of Rachel Worth". Porque aqui hay guitarras que se expanden en medio de un juego vocal enorme,  y que da paso en "German Farmhouse", a una brutota secuencias de apasionados desgarros guitarreros que ya quisieran muchos indies de hoy en dia. Si, las Sleater Skinney pueden tener esta bendita culpa de este pelotazo tan radiante.

En "He lives my life" aparecen los violines y siguen sonando igual de geniales, construyendo un abanico de sensaciones coloristas, ágiles, maravillosas. "Heart and home" es un trotar y trotar por la senda de un rock mendicante, fabricado al por menor para los que nos gusta las cosas bien hechas.

Y las olas de mar de "Surfing magazines" nos llevan hacia amaneceres sinuosos que se ven cortados cuando el bajo de "Orpheus beach" nos regala otra buena ración de sonidos adultos, de musicos artesanos. El bueno de Mac Lennan, fallecido en 2006, estoy seguro que disfrutó en la elaboración de estos 10 caprichos envolventes y venenonos.

Asi pues, bienvenidos The Go-Betweens tras largos años en barbecho. Y es que no hay nada mejor que hacerse viejo para volver a beber los añejos vinos desechados por otros catadores de mejungues menos vitaminados.

3 comentarios:

Mr. Self Destruct dijo...

Un placer volver a entrar en este espacio, amigo. Excelente disco, uno de los que no se conocen pero no deberían faltar. Un abrazo colega.

Santo dijo...

Excelente review.

Me ha pasado exactamente lo mismo, pasa el tiempo me doy cuenta que lo que parecía "fácil", era solo una artimaña de la mente; lo simple es lo más difícil... y no se aprende.

Abrazo, y bien por este blog sobreviviente.

Gustavo.

Carlos dijo...

Mr Self Destruct: El placer es mio el tenerte de forma tan habitual por estos pagos pedazo monstruoooooooo Feliz año amigo pues

Santo: Mi receta para el blog semanal. Un disco actual y dos supervivientes de mis arcones de material antiguo y más actual. Y asi salen debajo de la alfombra cosas como este pedazo de disco. Saludos y feliz año pues