martes, 10 de enero de 2012

R.E.M. "Collapse into now" (2011)


Cuando escucho cualquier disco de R.E.M. tengo una cosa segura. Hagan lo que hagan, recorran los caminos que recorran, seguro estoy que la decepción no es la palabra cuando acabo la escucha del cd, cuando me dispongo a pensar en la importancia de esta banda para entender la progresión del rock desde los 80 hasta la fecha.

Stipe siempre ha sido un tipo listo que ha sabido cuadrar a la perfección eso de donar por amor al arte hits para que las jauria se quede a gusto, y no perder la fe en su laberinto artistico, donde llevan producciendo joyas desde que los sentidos tienen la facultad de no olvidar.

Y "Collapse into now" es otro síntoma más de que la radioactividad roquera junto a parkings individuales de gemas pop es una cosa que a Stipe y a cía no se les ha borrado de su particular mapa genético de buenos artistas. "Discoverer" es una pieza de rock para calentar el estómago, que con "All the best" nos hace segura una buena digestión a base de pelotazos de rock americano contaminado y veraz.

"Überlin" es de esos medios tiempos que llevas la leche de tiempo queriendo poner en tus auriculares para cuando en soledad paseas al perro o vas en busca de tu chica, pensando en que la soledad tiene la grandeza de ensimismarnos para ser grandes entre los que queremos. "Oh my heart" es folk de camara melancólica y "It happened today" (con Eddie Vedder) es para juntarlo a todos los superhits que a lo largo de estos años han tenido la gracia de producir para nuestro gusto.

Luego te pones "Every day in yours to win" con su ironía tan infantil, y te dan ganas de correr por el parque en busca de esa cometa que lleva extraviada en lo alto de un enorme platano desde que el tiempo es tiempo. Y escucharles roncanrolear en "Mine smell like honey" da el mismo gusto que saborear la tragedia en tempos tan sosegados como "Walk it back".

Asi que tenemos otro disco de R.E.M. Otra buena ración de patatas bravas de rock, de flema contenida, de algún airete de distorsión, de pasiones bajas pasadas por la turmix de la garganta de Michael. Sí, seguiremos pues pensando en el viejos dinosaurios para salvar la escena de rock actual, tan prepotente e ilusa, tan llena de polvo que el viento lleva lejos para que nos deje ver como siempre, los grandes monumentos del ayer.

3 comentarios:

Mr. Self Destruct dijo...

Para mí se quedaron en el "Out Of Time". I´m Sorry...

Steppenwolf dijo...

Es posible que este disco no supere el listón del grupo, pero lo que si es seguro es que en este blog siempre hay buena música.

Carlos dijo...

Yo tambien prefiero lo antiguo de REM pero he de reconocer que este disco es bueno. Sera nostalgia de otros tiempos, pero Stipe sigue en forma