Buscando canciones, sensaciones pasadas, sorpresas que me espanten, escarbando en surcos musicales, arañando hojas donde encontrar volcanes que me invadan, hechizado como cuando desde crío supe que la música siempre me acompañaría....

domingo, 3 de abril de 2016

KRONOS QUARTET. "A thousand thoughts" (2014)


40 años llevaba Kronos Quartet en la carretera de las músicas del mundo, cuando sacaron este especial "A thousand thoughts". El cuarteto de cuerda, se lío la manta a la cabeza y nos regaló 15 temas, (10 de ellos propios), donde hacen un recorrido por paises, continentes, con sus chelos armados de incienso, seda y magia.

Y es que en "A thousand thoughts" cabe de todo. Desde el inicio con la juglar "Tusen Taken", pasando por el blues de "Dark was the night, cold was the  ground", de Blind Willie Johnson, o la reinvención total de un tema de Omar Souleyman, "La sidounak sayyada", puro misticismo donde los ruiseñores se posan en las cuerdas de los chelos radiantes.

14 paises visitados, 14 músicas para oler, saborear, sentir, escrutar con calma, gozar mientras la tormenta agrieta el cielo, o el horizonte convierte los días en esperanza. Como no flipar con "Luu  thuy truong", donde puedes viajar a China con todos los gastos pagados o "Eviç taksim", con su envolvente aire zíngaro.

Mi preferida, es "Cry of a lady", con el Misterio de las Voces Bulgaras, poniendo voz a una composición de Terry Riley. Embaucadora, enigmática, colosal, retadora. Y mientras, los chelos sonando serpientes, coagulados mientras las voces confeccionan espiritualidad salvadora.

La fiesta de los sentidos continua con "Sim sholom", hebrea, violines en suspenso, que da paso a la oriental "Mera  Kuchh Saaman", puro desborde de sándalo e incienso. Otro de los momentos álgidos de esta aventura es "Asleep from five tango sensations" con el bandoleón de Astor Piazzolla llevándonos hacia arrabales de amores rotos. La leche.

"A thousand thoughts", todo un suculenta manjar que te deja repleto de suspiros y tranquilidad, ropajes variopintos para tu máximo disfrute de un grupo que lleva muchos años regalándonos energías.