Buscando canciones, sensaciones pasadas, sorpresas que me espanten, escarbando en surcos musicales, arañando hojas donde encontrar volcanes que me invadan, hechizado como cuando desde crío supe que la música siempre me acompañaría....

miércoles, 27 de abril de 2016

MALE BONDING. "Endless now" (2011)


Vaya puntazo este trio londinense. Desde que empieza a sonar "Tame the sun", no puedo parar de recordar a esas viejas bandas de los 90 que con tanto ahinco se esforzaban en construir píldoras de rock, punk, noise, con la melodía como principal eje.

Ash, Adorable, MC4, Ned's Atomic Dustbin, Power of Dreams, por citar algunas de ellas, eran fieles exponentes de esta urgencia por llamar las cosas por su nombre, canciones cortas pero punzantes, ráfagas de emoción con un buen cuidado en los coros ("Carrying").

Te enganchas rápido a temas como "Seems to notice now", donde Husker Du se asoma por la cortina, donde los chicos hacen aflorar su juventud no como bisoñez sino como acto de recuerdo a sus mayores. La que más me pone del disco, es la más larga, "Bones", seis minutos y pico, aqui inclinados al shoegazing, con parada y fonda en el noise con trallazos de pop. Colosal ese juego de voces, el drama que se vislumbra, la pegada bestial.

Este "Endless now" fue su segundo disco. Atras, otro gran comienzo con "Nothing hurts", ambos con Subpop. Lástima no hallamos tenido más noticias de ellos. Por eso reconforta pasarse una tarde con la escucha de este formidable trabajo.

"What's that scene" es una sacudida de feedback, punkpop sin florituras y "Mysteries complete" es una gozosa especulación de rabia indomable, de power pop sin remilgos, travesuras sónicas, pedazos de energía confabulada para abatir calmas.

No hay nada como un buen chorro de mala baba para espantar los malos días.Brincas sin remedio cuando suena "Channeling your fears", torrente de adrenalina, festival de ponzoña. Qué tiempos aquellos cuando nuestros walkmen nos quedaban sordos. Male Bonding, un buen puñetazo juventud sin aderezos.