Buscando canciones, sensaciones pasadas, sorpresas que me espanten, escarbando en surcos musicales, arañando hojas donde encontrar volcanes que me invadan, hechizado como cuando desde crío supe que la música siempre me acompañaría....

sábado, 30 de abril de 2016

COLLEEN. "The golden morning breaks" (2005)


El segundo disco de la francesa Cécile Schott, escondida bajo el nombre de Colleen, es una maravilla de minimalismo electrónico, de suavidades que suenan a vehemencia íntima. Ayuda la portada a intuir lo que encontraremos en este "The golden morning breaks", donde las guitarras, los chelos y juguetes infantiles sirven para componer un festival de intimidades.

Porque íntimas son "Summer water" y la emocional "Sweet rolling", arregladadas con mimo y ternura, sobre todo esta última para tocarte la fibra, donde los instrumentos resuelven sofismas, donde desde la tranquilidad mana una fuente con espejos cóncavos de silencio.

La gala hace de hada y se deja arrullar por unicornios celestiales, creando ambient de duermevela, introduciendo leves patrones electrónicos ("The happy sea"). "I'll read you a story" es minimal, caligrafía expresiva de lírica exploradora, donde es fácil llamar al sueño como razón de ser.

En trabajos posteriores, (sobre todo en "The weighing of the heart", (2013)), afianzaría aun más su propuesta musical, pero es en este segundo largo donde se explaya en desarrollos que nos invaden y nos sorprenden. La que titula el cd con el chelo como protagonista es preciosista, rosa al viento, suavidad que mata.

Deja para lo último, once minutos de "Everything lay still", pura adrenalina narcótica, suavidad, confort, acicate de viento orate y luces de neón. Rugidos a mansalva escuchar a Colleen. Para momentos de calma, para huir de la tormenta....


2 comentarios:

txarls dijo...

Me la apunto! me ha gustado mucho la canción que has enlazado. No conocía la música de esta chiquina (que guapas y femeninas las francesas, seguro que ella también. Luego busco a ver, jeje) y lo cierto es que me parece muy suave y tranquila, de esas que se gozan en una cálida tarde.
Voy a hincarle también el diente a Lobison, que no doy abasto con tus suculentas recomendaciones :D
Un abrazo!

Carlos dijo...

Tocayo, seguro que te gustará la gala. Y si muy guapas las francesas ( mi compañera es de Marsella y bella es...). Colleen es dulce, sentimental, agradable. Y Lobison es una de las mejores sorpresas que escuche de nuestro mundo independiente. Yo también paro en la fonda de tus artículos. Me tomo un par de chatos y disfruto mientras suena la música.... Abrazos.