Buscando canciones, sensaciones pasadas, sorpresas que me espanten, escarbando en surcos musicales, arañando hojas donde encontrar volcanes que me invadan, hechizado como cuando desde crío supe que la música siempre me acompañaría....

viernes, 22 de abril de 2016

LOW. "The invisible way" (2013)


Siempre es buena noticia enfrentarse a un disco de Low. Sinónimo de calma, calidez, introversión, calidad. El grupo de Mimi Parker y Alan Sparhawk con la publicación de este "The invisible way", cumplió 20 años en la carretera de las languideces perfectas, de las reflexiones internas.

Y desde que suenan los primeros acordes de "Plastic cup", sabes que todo sigue igual. Cuando hay tormenta, cuando el sol espanta, cuando la niebla amenaza, siempre hay un momento para darle al play y sumergirte en el pavor ("Amethyst").

Eligieron como producto de "The Invisible way" a Jeff Tweedy (Wilco), y se nota la mano de barniz acústico que sobrevuela todo el disco. Los pilares son los mismos, la energía interior a raudales de intimismo. Escuchas el piano de "So blue" el juego de voces, la amargura de un rayo devastador, y sí, asientes y dices, otro disco grande de Low.

Aquí no hay experimentos como en su flamente ultimo "Ones and sixes" (2015). Aqui la cuenta atras del dolor tiene números marcados en el calendario de los ojos cerrados, cuando la guitarra de Alan sopla vientos y la voz de Mimi fabrica tranquilidad de luces amables ("Holy Ghost").

El trabajo en los mandos de Tweedy se nota sobre todo en tracks como "Clarence white" con ese hálito rural para gozar entre alaridos de viento o "Four score", para degustar con ahinco mientras se soplan las velas de los años. Una de mis preferidas, marca de la casa, "Just make it stop", con ese climax que crean cuando se disponen a abordarnos con alevosía de misterios.

Dejan para el final el único arreón eléctrico del disco, la poderosa "On my own", para terminar con "To our kness" y la certeza de que una vez más hemos pasado un buen rato en un islote de soledad necesaria, de vaivanes del alma.