Buscando canciones, sensaciones pasadas, sorpresas que me espanten, escarbando en surcos musicales, arañando hojas donde encontrar volcanes que me invadan, hechizado como cuando desde crío supe que la música siempre me acompañaría....

domingo, 27 de diciembre de 2015

volcano!. "Paperwork" (2008)


Discos Pensando no descansa. Con la resaca de Navidad todavia fluctuando entre copas de orujo y cafés un poco cargados, me ha llegado a mis manos este segundo disco de la banda de Illinois, volcano!, "Paperwork", todo un entramado de guitarras mathrock, juguetón y fertil, como una versión punk de Muse.

Porque esa es la sensación que me provoca cuando me pongo "Perfomance evaluation shuffle" con ese final de canción cantado en castellano en medio de un síncope de guitarras y baterias, que en "Africa just wants to have fun", se lo posan bomba acicalándose entre riff rítmicos y voces que se vuelven locas en esta ensalada de sonidos locos.

Si el primer disco de volcano! me dejo alucinado, "Beautifil seizure", (2005), este "Paperwork" te deja con la misma sensación de estar ante una banda que se pone el rock por bandera para transgredirlo, para estrujarlo con sus latidos y su rabia. "Tension loop" es una muestra de este sinvivir esbozando catarsis.

"Fairy tale" es punk,. Sin escrúpulos. Tensar la cuerda y explotar laberintos. Denso, arqueologico, mirando migrañas de sentir, padeciendo alambres en los brazos mientras las guitarras suenan a espanto. Joder con los volcano!.

Y "78 oil crisis" sigue con su verborrea arrítmica. Un puente entre la distorsión total, y el climax de la avaricia punk. Caos en el ritmo, post rock que aullenta serenatas, polución de horchata mientras cae la luna febril en la navidad dubitativa.

En "Sweet tooth" tiran por el mathrock. Pero para nada marcial. La voz eskizoide, se abollan los cerebros mientras entran en colisión todos los mundos del rock más demencial. Y cuando vuelven al castellano en "Astronomer´s Ballad", es para alucinar. Lenta, sinuosa, ranchera desbocada, luces que se vuelven locas mientras la banda juega al freak rock con pétalos en la sombra de la alucinación.

Que decir de volcano!. Imaginación al poder. Ruidismo, catarsis que todo lo inunda, palabras al por mayor en una desolada aspiración al frenesí. Y "Palimpsests" es otra carcajada de rock en coma, frente de batalla visceral, cartucheras de voces que crean luminarias en rasgados ojos de muérdago impoluto.

Me dispongo hacerme con los dos discos de la banda que me faltan. Una de esas experiencias gratificantes. Un veneno que te deja roto. Navidad lo llaman a estas tormentas....