viernes, 3 de enero de 2014

Malos tiempos para mirar a los ojos de la gente. In Memoriam.


Los maniquíes ya no se van de fiesta. Los tienen apilados en viejos almacenes que están preparados para la invasión de una cerilla, o para un traspaso definitivo a esa empresa que se llama olvido. La cena recalentada no aguanta la tristeza; el humo de la sopa resquebraja las caras ausentes, tu mirada se pierde cuando el vinilo que  tenías puesto no ha parado de emitir lagrimas vivas sin ton ni son.

Si todo fuera un poco más fácil, haría llamar a Till, el de las travesuras, para que las orquestas puedan invitarnos a tener fe en la eternidad, vana palabras que no casa con enfermedad, que pierde su significado en vagatelas de religiones y solemnes promesas de amores de por vida.

Au revoir Germán. Cuando sonaba "Desconocido" en mis walkman de los 20 años recién cumplidos, creí que con la medicina de la letra de la canción  podía domar el desasosiego que corría por esas venas que siempre iban cargadas de paroxismo, explosivo hasta en el silencio. Me ponía el minuto 1,46 y buscaba al amigo, al abrazo, o quizás una serena mano que pudiera taponar el dolor.

Ya no lo voy hacer más. No miraré jamás a los ojos de la gente como queriendo saber que hay detrás de esas huidizas miradas nacidas para encerrarse en uno mismo para perderse en un laberinto de Minos cualquiera. La vida es un siniestro total.

Nos toca invocar a los santos de un devocionario inexistente, un breviario de sentencias para intentar definir lo que es el vivir. Ayer estuvimos, hoy estamos, mañana, adios, siempre adios. Suenan ahora para el recuerdo las melodias de las viejas canciones. Como si no hubiera pasado nada, como si la muerte se detuviese ante el sonido grabado por un plástico que gira y gira sin parar.

Pero no, la vida es marcial y aunque colecciones moscas de mil colores, aunque las pongas un nombre y las apartes de su trabajo de putrefacción, ellas acabarán disolviendo la carne  al ritmo de un cha cha nervioso. Hoy, como ayer, son malos tiempos para la lírica. Sólo los locos leemos versos y nos creemos que bajo la sombra de una poesía reside la grandeza de los sentimientos que buscan zafarse de la incomoda verdad de lo perecedero.

Se fue cuando la noche era buena. La reclusa daba vueltas por la casa escondida tras la cortina, no deseando ver a su esposo obtuso y difamador. Las canciones son como fantasmas que pueblan la noche para atrapar por momentos el recuerdo que aquella virgen loca nos causó cuando pisabamos juventud insensata.

Lágrimas, lágrimas, lágrimas. Parece que escribiste tu epitafio cuando parecías un Morrisey galaico. Ahora sólo quedan las muestras de agradecimiento. Nadie sabe que la Santa Campaña se paseo por las puertas de ese hospital militar, con sus faroles y sus cantos de penumbra. Buscaban una voz para un coro de ángeles extraviados por siempre de la mano de ese mal Dios. Ellos buscaban una especie de republica de seres seráficos sin monarquía divina ni reglas ortodoxas.

Hasta Siempre.



5 comentarios:

Jorge dijo...

Gran elegía para un gran personaje de nuestra juventud y desde luego del POP en español. Supongo que en el cielo de los rockeros lo acogerán con gusto.

Carlos dijo...

Gracias Jorge. La verdad es que entre lo de Lou Reed y Germán, estamos que no levantamos cabeza. COmo siempre, nos quedan sus canciones. saludos

Jorge dijo...

Este año ha sido particularmente funesto para el mundo de la música POP y para el cine.

Johnny JJ dijo...

Joer, Carlos, me has emocionado mucho, eres un crack. Yo también crecí y disfruté muchísimo de Golpes Bajos hasta límites extraordinarios. Un fuerte abrazo y mis mejores deseos para tí en el 2014.

Carlos dijo...

Gracias Johnny. El paso del tiempo nos trae perdidas. Se van los años, los tiempos del exceso de los 20 años, y ahora con 44 tacos en la mochila, veo desfilar a musicas y artistas que confeccionaron la banda sonora de mi crecer, de nuestro crecer. El irremediable paso de los años que puede con todo. Menos con el recuerdo que siempre será nuestro. Te deseo lo mejor, y voy en tu busqueda a tu blog.