Buscando canciones, sensaciones pasadas, sorpresas que me espanten, escarbando en surcos musicales, arañando hojas donde encontrar volcanes que me invadan, hechizado como cuando desde crío supe que la música siempre me acompañaría....

sábado, 19 de diciembre de 2015

CUELLO. "Mi brazo que te sobre" (2013)


Qué suerte que tenemos que bandas como Betunizer, Za, y Cuello (entre otras muchas) se hallan conjurado para vomitar rabia a discreción, andanadas de electricidad, comisarias de punk desbocado entre salpicadura de sudor y fragancias de lo viejo-nuevo.

"Mi brazo que te sobre" fue el primer largo de los valencianos, y la verdad que te dan ganas de ponerlo a todo trapo desde que se funde en tus neuronas hits tan increibles como "Estudiándote" o la que inicia este combate, "Trazo fino", puro volcán adrenalítico.

Jose Guerrero (también cantante de Betunizer) es el que se encarga de sacar a los perros salvajes a desbocarse por entramados sónicos que te apabullan y aturden ("Te veo sin valorarte"). En "Mi brazo que te sobre" hay mucha diversión, pero también mucha mala leche. "Tu bilis confiesa" contiene ácido sulfúrico, guitarras que braman, pero también una de esas melodías que suenan y suenan en el altavoz de tus orejas, salud para el espiritu, cetro de luz que arde y mata.

"Mosquetero débil cisne", es mi favorita. Puro ritmo sincopado, apocalipsis punk de hortensias electrocutadas por una mala racha de viento. Joder, cuanto bien, esta ponzoña que mana veneno de guitarras y guisantes envenenados.

Y luego dicen que no tenemos catarsis en el territorio ibérico. "En intriga te gano" me recuerdan a los Bichos en versión de cicuta. Me gusta la luz oscura de sus entrañas, escucho a Cuchillo me arden las manos de cuchillos eléctricos. Jalear, jalear y vomitar revolución.

Y "La terraza del amor" es un hit de esos que te pondrás este invierno para cambiar los villancicos por un poco de mala leche. Si, "Trae tu cara" su último disco, es la hostia, pero he querido ir a principio donde empezó la guillotina a hervir escalofríos.

La que termina el disco "La verdad" es la mejor manera que tiene Cuello para acabar este primer boomerang de entrañas ardientes, de raíces profundas de rock incómodo y rebelde. Tenemos aun esperanza en el devenir del rock independiente. Mientras sigan ardiendo las venas del Cuello, todo va bien...