Buscando canciones, sensaciones pasadas, sorpresas que me espanten, escarbando en surcos musicales, arañando hojas donde encontrar volcanes que me invadan, hechizado como cuando desde crío supe que la música siempre me acompañaría....

domingo, 27 de marzo de 2016

PETER HAMMILL. "Thin air" (2009)


"Thin air" fue el disco número 30 en la carrera en solitario de este gran compositor. 30 discos. Hay queda eso. Y desde que se inician los acordes del primer tema, "The mercy", sabes que te vas a topar con un buen disco, un luminoso y giratorio ovni de rock sin tiempo.

Todo el cd fue grabado por el solito, sin ayuda de nadie, confiado en sus artes de introspección, sabedor de que quizás solo Robert Fripp, se le puede acercar en lo que a versatilidad y detonación del espíritu musical. El que fuera lider de Van Der Graaf Generation, sabe como componer estrofas de lírica estremecida ("Your faceon the street"), como volcarse en su ensimismamiento en salmos de folk alucinado ("Strumbled").

"Wrong way round" tiene ecos a Fripp, con esas guitarras que se cruzan y se hablan, y "Ghosts of planes" es oscura, con posibilidades de participar en alguna futura película obsesiva de David Lynch. Mi favorira, "Undone", con el piano a la batuta, bella letanía setentera, glamour en las notas, Hammill cantando repleto de arcanos mientras el órgano anuncia alguna desgracia o quizás la llegada de la primavera.

Bravo por estos creadores que no tienen etiquetas, ni estilos, ni entran en programaciones radiables. Bravo por esta corte de juglares como Hammill y otros  bufones, que juegan con nuestro apetito de notas íntimas. "Diminished" es una concatenación de luces electricas entre profecías que se paran en el tiempo, y "The top of the world cup", pone el punto final a una encrucijada de luces que no se apagan, de lienzos para escribir con tinta de sorpresa.

Me pongo a busca el disco que sacó con Gary Lucas en 2014, "Other world", otro legajo de orfebrería íntima, otra muestra del buen quehacer de un nigromante del rock, de un excesivo y necesario tahur de los mundos de la levedad.