sábado, 19 de marzo de 2016

PAL. "Canciones para el fin de una especie" (2006)


Recupero un buen disco, de una buena banda. PAL, con este "Canciones para el fin de una especie", construyó toda una barricada de sonidos rugosos, oscuros, poéticos, de la mano de un cantante, Carlos Toronado, que presta su voz a una buena andanada de sonidos eléctricos.

Los dos primeros temas de su segundo disco, "Cuenta atrás" y "Un hilo de wolframio" son las dos primeras pedaladas de este kraut singular, acaparando referencias, voluntades de sinergia sideral. Ya en "Canciones hacia el fin de una especie", dejaron avisos de que estabamos ante un grupo a seguir.

Y la verdad es que oyendo "Artista del trapecio" con su explosión de distorsión, o "Hombre milenario", llena de aristas, con la trompeta de Roberto Garcia, te das cuenta enseguida lo mucho que tenían que ofrecer este grupo. Lástima que las ultimas noticias que tengo de ellos, acaben en el año 2009, con "Error de fábrica".

"Punk Tv", es eso, un corte y pega de voces de noticias, de cerdos politicos, en medio de una bacanal de lujuria estridente. Rebelión televisida al por mayor, rocas en el camino, turbación y rubor. Sí, convencen. Me gustan como suenan las guitarras en "Punto de penalty" (piano incluido), noise descabellado rondando la dicha.

Y que decir de "Ya te llegan" con sus casi diez minutos concatenados de expresión arty. Todo un festival hipnótico para tus sentidos. En "Dios Oppenheimer" cuentan con la colaboración de Nacho Vegas, y en la que da fin al disco,"(...)", es Remate quien se encarga de soplar las velas de esta tarta. Buen combo, explosivo disco salvado de los anaqueles de la desmemoria.


No hay comentarios: