Buscando canciones, sensaciones pasadas, sorpresas que me espanten, escarbando en surcos musicales, arañando hojas donde encontrar volcanes que me invadan, hechizado como cuando desde crío supe que la música siempre me acompañaría....

martes, 22 de marzo de 2016

GIRLPOOL. "Before the world was pig" (2015)


Algo así como unas The Breeders, en plan lofi. El duo formado por Cleo Tucker y Harmony Tividad, se lanzó al vacío después de un epe, con este "Before the world was pig", y la verdad es que la cosa salió bien.

Con reminiscencias del sello K records, las chicas hacen la posible para que los abruptos estén contenidos. Y eso que la inicial "Ideal world", tiene un conato de mala leche. Pero no, lo suyo son los aires sosegados, la ley del mínimo esfuerzo.

"Dear Nora" y la que titula el cd son dos muestras más de esa quietud de sus canciones, de esa energía en el frigorífico. Todo comedido y pasado por el pañuelo de seda de sus credenciales de música con bajo niveles de electricidad.

Y te pones "Cherry Picking" y te entran ganas de dormir a pierna suelta de cafe de sobremesa. Todo con pocas ganas de remontar el vuelo, pero simple y a la vez efectivo. Como "Crowder stranger" que si tuviera una buena tonelada de guitarras seria un hit de esos para recordar. Es igual, es competente con su pop de usura, con su cardiología de lo ínfimo. Me gustan.

Canciones cortas, que apenas sobrepasan los tres minutos, para que más cuando tampoco se quiere decir otra cosa. "Emily" es para ponerterla a todas horas. Es esperanzan compartida, un duo de voces para contagiarte lo mínimo, para exportar nubes que no arañen demasiado.

Dejan para el final "I like that you can see it", otra sacudida tranquila, otra vesanía sin rubor ni etiquetas. Buenos y esforzados días de rosas estranguladas, de rocio embacaudor. Curiosas.