Buscando canciones, sensaciones pasadas, sorpresas que me espanten, escarbando en surcos musicales, arañando hojas donde encontrar volcanes que me invadan, hechizado como cuando desde crío supe que la música siempre me acompañaría....

viernes, 11 de marzo de 2016

SWANS. "White light from the mouth of infinity" (1991)


Menuda caja de pandora que me llegó desde el averno hace poco. Un triple disco con "Love of life" (1992), caras B de la banda del miedo, y este sobrecogedor "White light from the mouth of infnity". Los discos de los conejos, son a mi parecer, uno de los puntos álgidos en la carrera de los chicos del apocalipsis perpetuo.

Los cisnes deguellan verdades, Michal Gira y Jarboe manos a mano, tocando a arrebato las campanas que sobrecogen y enseñan los dientes del fin. El séptimo disco de Swans, como el posterior "Love of life", fueron todo un catálogo de oscuridades, de atrocidades de folk estrangulado, con arrebatos como las que inician el disco, "Better than you" y "Power and sacrifice".

La expresión de una detonación constante. La amenaza que se intuye como en la balada,  "Song for a dead time", con Jarboe ejecutando su danza macabra, la secta a pleno rendimiento, nuestra piel que arde. Lejos de la brutalidad de sus primeros trabajos, aqui Swans se esfuerza por decorar el infierno con ecos que sumergen voluntades, arrastrándote sin compasión ("Will we survive").

De tanto escuchar este tributo a los días aciagos,esta semana me esta dando por desear lluvias ácidas de dolor sobre la tierra miserable devora almas indemnes. El cielo encapotado, y el conejo con su daga zanahoria esperando el eclipse que todo lo colapse.

"Love will save you", como todo el disco, rezuma goticismo bien entendido. Gira perorata, la banda corretea dramas, haciendo un coro de ángeles negros obsesos de la detonación. El disco esta repleto de himnos, de canciones que son como salmos, biblia descarriada donde Michael y sus chicos sacan a pasear su reportorio ("Song for the sun"). La guitarra de Norman Westberg, es una compañera fiel de este viaje hacia los avernos, punzante y detonadora, expresiva, colosal.

Swans. Sólo su nombre trae pavor. Y lo bueno, es que en la actualidad la banda sigue aumentado el mito con trabajos tan espeluznantes como "To be kind" (2014). Me pongo "Blind" con esa aparente sencillez, con ese runrun tranquilo, y siento que se me viene el mundo encima. Profecías sin cumplir, insanias del amor, rubores marchitos, sed de sangre de angeles.... Es lo que tiene Swans, su mensaje no es impostado, sus celulas son carnivoras; ellos no vienen para pasar el rato, están para que juguemos con ellos a la sedicción.

Oyes "Why are we alive" y su detonación de rebelión y no te queda más remedio que confirmarte en este religión de cisnes propensos al canibalismo. Un grupo que nunca falla, un mensaje que corroe, los conejos asaltando los cielos, las cabezas ardiendos, el fin de los tiempos.