Buscando canciones, sensaciones pasadas, sorpresas que me espanten, escarbando en surcos musicales, arañando hojas donde encontrar volcanes que me invadan, hechizado como cuando desde crío supe que la música siempre me acompañaría....

martes, 6 de diciembre de 2016

GONJASUFI. "Callus" (2016)


Flying Lotus fue quien animó al rapero Sumach Ecks a convertirse en Gonjasufi y cambiar su piel, su ropaje de rimas por una cajón desastre donde cabe desde posiciones neohippies como "Your maker", apuntes de post punk, "Maniac Depressant" o electro ceñido con rabia en "Afrikan Spaceship".

Para la confección de este disco Ecks llamó al antiguo guitarra de The Cure, Paul Thompson, que colabora para que el trabajo no sea algo disgregante,  a caballo de la nada más absoluta. En este tercer disco como Gonjasufi, los 19 temas del cd se pasan rápido, dejando notas a ras del camino,

Me gusta la oscuridad de "Carolyn shadows", la extrañeza pop de un himno para los orates como es "Ole man sufferah". Suena el sitar en "Greasemonkey", en "The kill" te ves perseguido por la perversión, y hay hasta momentos delirantes como "Krishna Punk".

"The conspiracy" es un entramado sónico cargado de secuencias, de programaciones, avalancha de rubor mientras se prepara la pista para que suene "Polstergeist" y su inflamada sensación de angustia vital aderezada con psicodelia setentera.

En "Devils" se deja lleva de nuevo Sumach por la electrónica, para en "Surfinfinity" volver a las cuevas de las oscuridades profundas donde todo cabe si no lleva atisbo de luz. La canción más larga del disco "Shakin parasites", la más extraña y visceral del lote.

Un disco complejo de escucha relajada y con tiempo. No entra a la primera. Tampoco es la intención de este artista acostumbrado a vivir entre aristas musicales. Para terminar "Last nightmare", el punto y final de una carrera sin fondo para acabar.