Buscando canciones, sensaciones pasadas, sorpresas que me espanten, escarbando en surcos musicales, arañando hojas donde encontrar volcanes que me invadan, hechizado como cuando desde crío supe que la música siempre me acompañaría....

domingo, 21 de junio de 2015

THE NATIONAL. "Boxer" (2007)


Desde que los descubrí con "Alligator" no les he perdido la pista. Me gusta la voz de Matt Berninger, me gusta esa tensión que despiden sus temas, siempre a punto de desbocarse, en medio de una tormenta cualquiera.

Y si se comienza un disco con una canción tan asombrosa como "Fake empire" con sus vientos y su aire de melancolía radiante, ya tienes todas la papeletas para caer ante ellos. También gusta a The National elaborar disgresiones con ecos del postpunk; "Mistaken for strangers" suena a Interpol, siempre con la gravez voz de Matt enredándose en sus telarañas particulares.

The National se han hecho grandes poco a poco, y esa "competencia" con Arcade Fire para obtener efímeras medallas en el mundo indie, la han ganado con creces. Me creo "Brainy" porque me pongo triste cuando la oigo, porque me puedo imaginar a la banda en un escenario repleto de pétalos mustios, ante un público afligido y necesitado de versos para conjugar el dolor.

"Squalo victoria" sin embargo, se acerca a la melancolía de American Music Club, en un vendaval de tranquilidad aderezada como en todo el album, con un exquisito nivel compositivo. No me extraña que sus ultimas apariciones por aqui petasen pabellones. Tienen cuerpo de banda grande. "Slow show" es una bonita sereneta con piano y luces al atardecer, rubricando firmas en cielos que vierten sopor de fiesta interior.

Luego "Apartment story" vuelve a traernos la distorsión en forma de boomerang armado con grisu de insolencia y "Ada" es una petunia adornada con ribetes sinfónicos, tranquila secuencia de un film visto muchas veces, pero disfrutable de principio a fin. "Gospel" pone el punto final a este engranaje de pasión íntima, rock suave, post punk de cabaña en el campo. The National, un seguro para no equivocarse.



1 comentario:

Johnny J.J. dijo...

Este disco y el "Alligator" me parecen buenísimos, apreciado Carlos. El "High violet" también pero menos. Como bien dices Fake empire es asombrosa, y con ella se intuye la primera vez que va a ser un buen disco. Un abrazo.