Buscando canciones, sensaciones pasadas, sorpresas que me espanten, escarbando en surcos musicales, arañando hojas donde encontrar volcanes que me invadan, hechizado como cuando desde crío supe que la música siempre me acompañaría....

domingo, 10 de mayo de 2015

SONS & DAUGHTERS. "The repulsion box" (2005)


Violent Femmes. Ese el nombre que se me viene a la cabeza cuando pongo el play y escupe el equipo "Medicine". Rabia, velocidad, espiritu punk folk. Y no te digo nada cuando suena la guitarra y los juegos vocales en "Red Receiver", pura dinamita disolvente de paz, puro cañonazo sin remilgos.

Sons and Duaughters, escoceces, cuarteto mitad femenino mitad masculino, con este su segundo disco supieron acomodar su espiritu con una variedad sónica de lo más encomiable. "Hunt" es una punk rock que comienza con una taladradora y que se convierte en una envolvente capa de distorsión sin complejos, ni mecanismos de calma.

Adele Bethel (estuvo en los primeros trabajos con Arab Strap) tira del carro con su voz, y suelta a borbotones épica celta, ("Dance me in"), y en "Monsters" es un trallazo envolvente, geiser que vive en un maremoto constante, al filo de la navaja, the Pogues sin acordeón ni gaitas.

"Rama llama" es otro pelotazo a bocajarro, medio tiempo que va y viene, que se ralentiza para probar suerte en una conjugada contatenación de fraseos épicos, de silbidos retros, de ilusiones opticas de lugares desconocidos. También "Royally used" es una bandada freneticas de cuervos atiborrados de ganas de luces electricas, sonajeros.

"The repulsion box" es una amalgama de sonidos por todos escuchados, pero repletos de guiños al ayer, épica y chicas violenta, máquina degustadora de un placer carnívoro por las expresiones de agitación continua. Sons & Daugthers, puro jolgorio.


2 comentarios:

Johnny J.J. dijo...

No lo conocía,me ha gustado muchísimo, Carlos. Rabia y espíritu punk-folk, efectivamente.

Carlos dijo...

Fiesta y jolgorio para alegrar tristezas