Buscando canciones, sensaciones pasadas, sorpresas que me espanten, escarbando en surcos musicales, arañando hojas donde encontrar volcanes que me invadan, hechizado como cuando desde crío supe que la música siempre me acompañaría....

martes, 5 de mayo de 2015

OLIVIER DEPARDON. "Les saisons du silence" (2015)


Como me gustaría que existiesen puentes que unieran las buenas bandas que nos encontramos en España y Francia. Un vinculo, un lugar de tránsito donde romper fronteras. Sr.Chinarro actuando en la explanada de le Vieux Port en Marsella, o que Dominique A, contasen con sus visitas por nuestro territorio con entradas agotadas.

No entiendo porque el imperio anglosajón sigue llevando la manija de todo el mundo musical que conocemos. Francia y España posen grupos de suficiente valía dentro de los márgenes de la independencia para que existiese un tren de alta velocidad para las guitarras ásperas, para los versos torcidos.

Bueno, dejando ahi la idea, y recien traido de Francia, me dispongo a escribir unas cuentas lineas de este buen disco de Olivier Depardon, antiguo compomente del grupo de post-hardcore Virago, y que en este su segundo trabajo, nos sigue demostrando que en nuestro país vecino se fabrica material de alto octanaje sónico.

Solo con la ralladura de violines y tensión de "Un inventaire", es suficiente para que le tomes el gusto a este autor que transita en la misma carretera tormentosa de Michel Cloup. "Une historie" es instrospección, medicarse para dormir sabanas oscuras. Pero no, las rayos en el cielo existen para que no podamos tener benéficos sueños. "A jamais fair" es un tanque, una elaborada secuencia de guitarras que suenan a Sonic Youth sin perder su identidad personal, mientras Oliver desgrana su oratoria ansiosa de poblar corazones rotos.

Si Virago eran recomendables, la carrera en solitaria de Olivier es para enmarcar. Mendelson, Michel Cloup, Dominique A, Fauve o Chapelier Fou entre otros, no son un mero hecho casual. La corriente gala es como la nuestra, diversa e interesante; ahora toca cambiar cromos y llenar el álbum.

Me gustan la tranquilidad mentirosa de "Impression soleil dedans". Un aperitivo que llena instancias, un lugar donde urgar en la herida, donde vibrar sin miedo a perderse. "Laisse agir" es un guiño al matchrock, Polvo, un poco de Seam y mucho de incorección, de luces que seducen y que atrapan. Como atrapa el guitarreo de "Sans un bruit", vendaval que asfixia que tiene momentos para la reflexión para a continuación demolernos con su aire retador y crudo.

"Attrape" es un zigzag que corre por las esquinas buscando aires para invadirse de lirios encantadores y "Les synapses ovales" es como una inyección de Codeine con gotas de alergia de primavera. Para acabar, "Tour arrive", un himno en toda regla de esos que dejan huella. Electricidad contenida, el grupo como una andanada.

Olivier Depardon, otro artista más a seguir, otras muestra más de la necesidad de lo dicho al inicio del articulo. Un túnel donde hacer malabarismo con todo lo bueno que tenemos en ambos paises, esparcir la radiación, domesticar leones o hecharnos a la mar.