Buscando canciones, sensaciones pasadas, sorpresas que me espanten, escarbando en surcos musicales, arañando hojas donde encontrar volcanes que me invadan, hechizado como cuando desde crío supe que la música siempre me acompañaría....

martes, 21 de abril de 2015

COLD SPECKS. "Neuroplasticity" (2014)


Si con su primer disco "I predict a graceful expulsion", ya nos dejó sin habla con su mixtura de soul gótico y blues apabullante, con esta segunda incursión en las corrientes alternas del alma, Al Spx ha conseguido que nos entreguemos sin condiciones a esta lisergia profunda, a este salmodia que desde que suena "A broken memory" te deja derrotado por los cuatro costados.

Cold Specks son un grupo para tener muy en cuenta, y Al Spx es una pitonisa que se deja llevar por lo negro. "Old knives" es una lenta cruzada de voces que gatean penumbra, de estallidos de luces que se alfombran en tensión.

"A quiet chill" es como volver a escuchar a Siouxie, pero desde unos jardines de benevolencia total, veleros sin viento, viña sin ebriedad, lujuria si, mucha, que se hecha de menos..... Repito el nombre Cold Specks. "Exit plan" cuenta con la colaboración de Michael Gira, de Swans. Sin palabras. Ya sabemos que Michael no se mete en cualquier sitio. Las oscuridades cuando más compartidas, mejor.

"Neuroplasticity" tiene de todo para que no puedas ver la luz. Los tonos sombríos y las entradas en escena de los rugidos del alma, dan a este disco una vertiente amenazante pero siempre desde la entrañas de la magia del sentir. "Let loose the dogs" te araña  sin misericordia y "Absisto" con el fantasma de Nick Cave presente, son dos muestras más para que te extravies con deseo en este disco que te hará perseguir corceles negros.

También mi sangre ha hervido cuando sonó "A formal invitation", himno pagano de sombrillas al viento que aprieta el ultimo arreón cuando ofrece a "A season of doubt" y su trompeta jazz, dar el pistoletazo final a este regadío de lagrimas equidistantes de la alegría.

Esto es un parnaso alrevés, una colina con cruces, una cita sin lugar. Que voz que tiene la colega. Que enorme expectación que causa cuando se abre la cortina del escenario de escuchar y toda la habitación se queda mustia, princesa lúgubre de la decadencia total....