jueves, 3 de julio de 2014

BLACK TO COMM. "Alphabet 1968" (2009)


Este álbum me ha resultado difícil digestión. Desde el inicio me he topado con una exagerada trama de ruido, dark ambient y drones niquelados por el actor de este danza ruidosa que se llama Mark Richter.

El alemán se ha valido de una mixtura total de instrumentos, capas de ruido, loops y feedback de todo tipo de ropaje, para componer una sinfonía que cuesta penetrar, pero que con un puñado de paciencia de santo, te verás imbuido por este galimatías con sabor a sediccion.

"Forst" es un ejemplo de este enjambre corrompido que se mueve entre tensión y sombras, a la luz de entrecortados ritmos, siempre a los pies de la debacle, a lomos de la descomposición. "Houdini rites" es ruido, cacofonía para perecer en tierras oscuras, en aguas estancadas de pavor.

En otras ocasiones te meces en una pelicula de terror con psicopata incluido ("Hotel Freund"), o mueres de una sobredosis de ruido blanco como en "Void", puro ataque para los nervios más sensibles. Black to Comm, dentellada y tormenta, alarido y siseo mortal, es uno de esos grupos que debes de encontrar el momento adecuado para su escucha. Olvidate de las siestas.




2 comentarios:

Alex Palahniuk dijo...

Me gusta ese Drone que, por momentos me hace recordar a Michael Gira en los noventa. Les seguiremos la pista, Carlos. A tu enlace le seguirá la bajada de disco, que ya está en proceso. Un abrazo y pase ud. un feliz verano.

Carlos dijo...

Maestro, igualmente. Disfruta y larga vida al buen rock