jueves, 31 de julio de 2014

A ROOM WITH A VIEW. "Addiction of duplicities" (1999)


Sin duda este "Addiction of duplicitites" de los madrileños A Room with a view, ha sido uno de los discos de por aki, que más se ha acercado al post-hardcore, a los ataques preventivos del label Dischord. Si ya Bcore con sus Aina, Standstill, No more lies,etc.etc, se encargó de hacer del punk un concepto evolutivo, siguiendo a las huestes yankies, A Room with a view, supo conjugar en "Addiction of duplicities" toda la rabia con buena dosis de emotividad.

Oigo "Files only live one day" y alucino con esa tensión bien estructurada, con esos bajones de voz que especulan en medio de un mar de guitarras embravecidas. "Grey"es un torrente electrico, post-hardcore con saña, zigzag instrumental y una buena garganta para dilapidar ruido.

Otra joya del disco es "Curtains", intensa, emotiva, compuesta de lugares comunes donde el drama y la emotividad sudan guitarras que nunca aburren, que abrasan siempre con ternura, con los patrones bien aprendidos de las bandas yankies, pero confeccionando a su medida un traje para triturar influencias bien matizadas.

"Four nights of a dreamer" me gusta por ese aire de amenaza que desde el minuto 1 sale a raudal desde esta marmita que posee esencia de exceso, catarsis con silencios siempre expresivos. La canción más currada del disco, "Hold these hands", son siete minutos de casi slowcore, tragedia íntima comedida y brutal.

Lástima que A Room with a view ya no estén con nosotros. Su canto de cisne, "Jupiter and beyond" fue el punto final de una corta y brillante carrera para los degustadoras de las guitarras inquietas.


1 comentario:

Alex Palahniuk dijo...

Se dan un aire a Propaghandi. Qué míticos, joder, qué miticos. ¡Cómo atruena esto!