Buscando canciones, sensaciones pasadas, sorpresas que me espanten, escarbando en surcos musicales, arañando hojas donde encontrar volcanes que me invadan, hechizado como cuando desde crío supe que la música siempre me acompañaría....

martes, 29 de noviembre de 2016

TOUCHÉ AMORÉ. "Is survived by" (2013)


Esperando en breve la llegada a mi domicilio de su ultimo trabajo, recupero "Is survived by", discazo de uno de los combos que pone en la actualidad por méritos propios el post-hardcore más vivo que nunca

En este su tercer disco, los norteamericanos empiezan dando fuerte con la seminal "Just exit", para que los gritos de las entrañas crujan los cielos en "To write content". Lo bueno que tienen Touché Amoré es el cuidado por la melodia, por el dolor del alma. "Anyone/anything" es toda una virguería, un cruce de aspavientos brutales con parones en la canción para dar cabida a frenazos que cogen impulso y se tiran por los balcones de la ansiedad.

Jeremy Bolm, el vocalista del grupo, se deja el pellejo en esta colección de 12 tracks que en media hora te hace palidecer electricidad, subir el volumen, cacarear guitarras. "Harbor" y sus escozores, temblor que viene y se queda, gruta donde se retuercen los ánimos, donde se caen por el cadalso de la vitalidad, paroxismo que chillan que revientan luces.

Touché Amoré lo hacen todo bien. Se enredan como en "Kerosene" en lamentos que vibran y recrudecen el ansia de rebelión y en tan sólo un minuto y poco, en "Blue angels" dejan pistas para que el post-hardcore siga armado hasta los dientes de adrenalina, locura, guitarrazos y armazón melódico.

Para casi el final, lo mejor. "Non fiction" juega a las cartas con el emocore. Que comienzo tan perfecto, que delicadeza, como suenan y como barruntan las lágrimas, que manera tan voraz de depredarnos con su fragilidad de mentira. Como si los Sunny Day Real Estate hubieran vuelto de las catacumbas para darnos fuego venenoso. Porque la canción es un himno, una de esas tonadas que te emborrachan los sentidos y que sin un segundo de parada se ensambla con "Steps" y su hardcore puñetazo en el vientre.

El punto y final, la que titula el cd, otra joya para guerrear contra la amabilidad de la calma, contra la arrogancia de los que van de pose. Ya cuento los dias para la llegada de "Strage four" (2016). Mientras tanto, me endurezco con "Is survived by" y sus colosales momentos de efervescencia anímica.