Buscando canciones, sensaciones pasadas, sorpresas que me espanten, escarbando en surcos musicales, arañando hojas donde encontrar volcanes que me invadan, hechizado como cuando desde crío supe que la música siempre me acompañaría....

jueves, 3 de noviembre de 2016

THE THIRD EYE FOUNDATION. "The dark" (2010)


Diez años llevaba aparcado el proyecto de Matt Elliot, The Third Eye Foundation. La espera mereció la pena. Acostumbrado que estabamos ya a los devaneos brillantes en solitario de Elliot, donde daba rienda suelta a su folk comatoso con ecos de la música del este, ("Failling songs" o "Howling songs"), este "The Dark", una monumental obra en forma de suit de ambient electrónico, nos trajó la cara más espectral, oscura, de un músico que junto a Flying Saucer Attack, conforman un eje para reconstruir los sofismas de la música ambiental, con dosis de drum'n'bass, coherencia de postrock, y una buena cantidad de ideas todas fértiles.

"The Dark" es hipnótico, envolvente, unidos los temas por un hilo invisible donde es imposible no desmayarse ante la emoción radiactiva de un sonido que te noquea, intenso, emocional. Partiendo de "Anhedonia", y sus voces de ópera, "The dark", funciona como un ente donde se crea un climax apaciguador creado por beats y las confabulaciones electrónicas donde Elliot sabe bien moverse.

La segunda del viaje, "Standard deviation", es como una continuación de "Anhedonia", otra pieza más en el engranaje de este mapa onírico donde es fácil perder la conciencia cerrrando los ojos e imaginando bosques frondosos repletos de amenazas perfectas, de animales que aun no existen, de cielos negros.

"Parcidolia" y "Clousure", parecen válidas para una banda sonora de estridencias internas, de crimenes inconfensables, viñetas repletas de sombras, pensamientos en voz baja, mientras la electrónica se pone al servicio del intimismo más atroz. Sueñan los sueños perpetuas agitaciones indomables, sueñan y sueñan por no despertar en este nicho de locura que a veces es la vida.

Matt Elliot, supo con este disco revitalizar su proyecto agitador. Valga "If your treat  us like terrorists we will become terrorists" para poner el punto final a este laberíntico y embriagador artilugio para coleccionar gritos de silencio.