Buscando canciones, sensaciones pasadas, sorpresas que me espanten, escarbando en surcos musicales, arañando hojas donde encontrar volcanes que me invadan, hechizado como cuando desde crío supe que la música siempre me acompañaría....

lunes, 14 de noviembre de 2016

THE PONYS. "Turn the lights out" (2007)


Este fue el último trabajo de esta buena banda norteamericana, la cual estuvo tocada por la varita mágica de Steve Albini, que les produjo "Celebration Castle", su anterior trabajo en el 2005. The Ponys, es un cúmulo de hits de rock épico, de alambres de indie, con salpullidos de himno como la maravillosa "Small talk".

"Tunr the lights out" es un incesante recorrido por los mejor del indie rock de los 90 , con pinceladas de pop de ese rutilante que te hace gozar como "1209 seminary", o  rasguños de infección rápida roquera como "Shine".

El disco es una catarsis hábilmente controlada, un volcán que deja joyas del calibre de "Kingdom of hearts", bella letanía con un toque a Pixies, y sus guitarras resguardas bajo una tonelada de viento febril, de luciérnagas apaga voluntades.

Elevan el tono en "Poser psychotic", psicodélica, y esta vez con Sonic Youth en el punto de mira. Todo un portento. Como la gritona "Exile on my street", cardiaca, solemne, carcomida por la necesidad del abrupto.

La que más me gusta, "Harakiri", otro hit de esos indomables a los que estabamos tan acostumbrados en los 90, un pelotazo en toda regla. Para el final, el garage de "Maybe i'll try", y "Pickpocket song" con sus rayos desbocados de post punk. Lástima que se disolvieran en el éter de lo efímero. Quedan sus tres discos como puente de enganche a los 90. Si, ya sabía el bueno de Albini donde se metía cuando los produjo...


2 comentarios:

txarls dijo...

Aquí me has dado en lo más profundo! que maravilla de disco, uno de mis favoritos de lo que llevamos de milenio. Es una pena que se tomaran este hiato interminable (por lo visto siguen en activo, no han anunciado nunca su disolución) y que de momento no tenga pinta la cosa de que haya continuación para esta joya. Los anteriores también me gustan mucho, pero aquí lo bordaron. En fin, esperemos que haya milagro y vuelvan a dar señales de vida.

Un placer pasar por aquí, como siempre :)
Un abrazo, Carlos!

Carlos dijo...

Seria todo un punto que volviesen tocayo, los esperamos con los oidos abiertos. Abrazos