Buscando canciones, sensaciones pasadas, sorpresas que me espanten, escarbando en surcos musicales, arañando hojas donde encontrar volcanes que me invadan, hechizado como cuando desde crío supe que la música siempre me acompañaría....

miércoles, 23 de noviembre de 2016

DEBO BAND. "Ere gobez" (2016)


Debo Band son una banda afincada en Boston, con músicos de Boston y de Etiopía y que llevan en activo desde el año 2012, intentando revitalizar el llamado ethiojazz, guiñando ojos tanto a Mulatu Astatke, Mahmoud Ahmed, como a los expeditivos The Ex.

"Ere gobez" me tiene flipado. Desde que suena la desquiciante y polirítmica "Ele", no puedes dejar de moverte, de subir el volumen a toda pastilla, en esta danza orate que consiguen elucubrar con eficacia y atino. En "Kehulum abliche", los vientos salen disparados a toda pastilla, mientras el supercombo escupe frenesí y bendita locura.

Los 11 miembros de Debo Band se lo pasan bomba confeccionando un arsenal de sonidos, desde la música africana pegada a la tradicción, ("Jeguol naw betwa"), hasta el medio punk "Yachat" pura catarsis, algarabía, violencia de pies mientras el rugido del cielo hace caer trozos de tormenta sobre tu cabeza.

Aqui no acaba esto. "Ere gobez" da para mucho más. Para vibrar con la cinemática "Blue awaze", o para tensionarte con el jazz con aires funks de "Goraw".Cuando miran a Etiopia fabrican salmos terrorificos como "Sak", comparsas de la belleza, escribidores de la tradicción que de padres a hijos soplan los genes de la historia de un pueblo.

"Oromo" es puro festival de energías cautivadores, 8 minutos de rubor, de ritmos uncidos por la demencia, por un torrente de fuerza que te deja sin aliento. Se tranquilizan algo (no mucho) en "Hiyamikachi bushi" para con fuerza volcarse en un funk total con "Yalanchi".Para acabar, "Eyew demamu", donde casi parecen una banda de rock.

En pocas palabras, uno de los mejores discos del año en las mal llamadas músicas del mundo (¿no todas lo son?), de un supergrupo del que hay que proveerse todos sus lanzamientos.Yo, ya le pongo entre los mejores lanzamientos del 2016.  Un valor seguro.

2 comentarios:

txarls dijo...

Que interesante esto! no los conocía ni de oídas pero solo leer tu texto sabía que me iban a cautivar. Me encantan esas fusiones entre continentes y géneros. Se me van los pies, tocayo!!!

(voy a seguir comentando por aquí, que esta semana has puesto un par de joyas que adoro y hasta hoy no me había podido pasar para dejarte unas palabricas)

Carlos dijo...

De lo mejor del año este disco. Cuando estoy solo en casa, parece que las paredes me quieran apedrear. Puro ritmo. Abrazos