miércoles, 5 de junio de 2013

BEACH FOSSILS. "Clash the truth" (2013)


Me pongo la canción que titula el cd y tras quitarme las legañas  de los oídos parece que tengo ante mí a una reencarnación de mis añorados australianos The Church. Tras el abandono de dos miembros de la banda, Dustin Payseur se erige como hábil perpetuador de los legados ochenteros, abismos repletos de sueños, ecos de tiempos que nunca volverán.

"General synthetic" es post punk que se se vuelve terciopelo cuando escuchas "Sleep apnea". Este segundo largo de los chicos, es un buen antídoto para que no dejemos dormir al recuerdo. "Careless" es dulcemente épica entre susurros de los conejos con eco. Quizás el disco no esté a la altura de su homónimo primer largo, pero es disfrutable toparte con gente que crie ganado melódico como "Taking off", puro sedimento para mirarte los zapatos mientras bailas de espaldas a todos.

"Shallow" es nerviosa sin parecer arisca, y "Burn you down" nos lo podriamos haber encontrado en esos cajones de madera donde dormian nuestros preferidos The Sound, The Chameleons, Psychedelic Furs y demás miembros del neón funesto.

"Birthday" es un cumpleaños feliz repleto de arroz duro de pelar, de bolitas de veneno pegado al blanco pureza de nuestro sino incierto. Sí, les doy un aplauso. Les dejo pasar a mi habitación para que puedan vivir con el fantasma de Adrian Borland o de Ian Curtis.

"In vertigo" de la mano de la nipona cantante de Blonde Redhead pone lo superlativo en la máxima impresión para que con "Caustic cross" pensemos un ratito en Interpol. Beach Fossils, chicos con ojeras y diamantes de recortables sin alma. Oscuros y traviesos, los 80 otra vez por aquí.


2 comentarios:

Johnny dijo...

Joer, Carlos, esto suena de escándalo. Es verdad, la sombra de los Church anda por ahí. Me pongo a buscarlo ya para ver el resto. Gracias.

Carlos dijo...

Cosas como estas te hacen confiar en que aun hay esperanza en esto del mundo independiente. Saludos y a disfrutarlo