Buscando canciones, sensaciones pasadas, sorpresas que me espanten, escarbando en surcos musicales, arañando hojas donde encontrar volcanes que me invadan, hechizado como cuando desde crío supe que la música siempre me acompañaría....

domingo, 3 de enero de 2016

DEAFHEAVEN. "Sunbather" (2013)


2016. Volvemos, aquí seguimos, vamos a por el sexto año del blog, y no desfallezco en las fuerzas de seguir atado a la ilusión de sentir, de vibrar con dinamita sonora como la de este pedazo de disco. Quito las hojas del almanaque ya difunto y me topo con un nuevo grito de año. Bien, no pasa nada, le recibiremos con una buena andanada de post metal Deafheaven.

Este segundo disco de la banda, desde que suena la inicial "Dream house",  y sus nueve minutos de explosión sin controlar, te dejan KO. No, no son solo gritos, el grupo de San Francisco, se puso a mirar la puesta de sol en una noche de mucha agitación, y le salió una paseo por el postrock, entrenándose con ciruelas dulces de agasajos eternos.

Joder, para empezar el 2016 no está nada mal. Este disco es importante por lo que representa. Tiene del Black Metal los gritos y la agitación, pero también tiene post rock, lirismo estrangulado, y hasta una melodía que los acerca a mis querido Envy, "Irresistible" es una pasada instrumental; si alguien me dice que son Mogwai me lo creo. Deafheaven haciendo punto y ganchillo con las bilis entreabiertas, una rosa contaminada de recuerdos, un alfiler en el pescuezo de un gramo de rocío.

Si, la verdad es que cada día me siento más cercano de estos grupos que ponen todo su empeño en romperte la melancolía a mordiscos. La que titula el disco es una pasada, aquí se explayan en diez minutos, con la gritona voz de George Clark estrujándose entre salmos de post black metal infantil. Algo así como el rosado de la portada de su disco. Acercaros al acantilado. Hay bruma, corrientes de aire que dan miedo, pero hay un asiento donde si te aposentas tranquilo verás la flema de las fauces de las tragedias cotidianas.

En "Please remember" hay sitio para el noise y para folk acústico de alambres de espino, Deafheaven también pueden ser un grupo de shoegazing con clavos en las guitarras. Dan la espalda al público y te regalan esa epifanía llamada "Vertigo", pura catarsis para envolverte con fiebre eterna.

Deafheaven, es toda una garantía. Acaban el disco con "The pecan tree", guitarras black, voz rota, del mismisimo averno, y en medio una carrera para una trepanación de tus sentimientos. Si. me gusta sentirme azorado por la violencia de la distorsión, bandeado de un sitio a otro por la usura de la rabia, por el shoegazing metalero de esta banda que con este segundo disco rompieron el mercado. Su ultimo disco ya esta a la venta, aparecerá por aquí. De momento, bienvenido 2016. Aquí te espero con las armas de los dedos preparadas para atacar y responder tus afrentas. Deafheaven. Apocalipsis!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!