Buscando canciones, sensaciones pasadas, sorpresas que me espanten, escarbando en surcos musicales, arañando hojas donde encontrar volcanes que me invadan, hechizado como cuando desde crío supe que la música siempre me acompañaría....

martes, 19 de enero de 2016

GIRL BAND. "Holding hands with Jamie" (2015)


Menudo petardazo. Joder, me pongo la primera del disco del grupo irlandes, "Umbongo", y me entran ganas de poner dinamita en el cielo, de bramar exputos radioactivos. El grupo de Dara Kiely, que tuvo que estar de reposo médico obligado tras escribir "Lawman", una de sus mejores canciones de su corta carrera, es todo un torrente de enegía no wave, de ruidos que te enganchan y te sumergen en el puto infierno.

No wave tiene significado escuchándolos. "Pears for lunch" es un enjambre de electricidad, de mala pota, de luces que se encienden y se apagan mientras las botas pisan charcos de sangre, y ellos siguen a su bola, pensando en masturbaciones estelares y equinoccios de muerte.

Girl Band son una pasada de principio a fin. Ahora que Liars no dan miedo, Girl Band toman el relevo. Se fuman un puro de morfina y te sacuden el alma con estrujaciones psicodélicas como "Baloo", o como recoger el espiritu de PIL y hacerlo pasar por la trituradora de New York finales de los 70.

"In plastic" con su batería percutiva, empieza para darnos miedo, y consigue asustarnos, en una griferia de sonidos que acaparan tu cordura. Capas de aullidos, vomitos de lunas negras, balcones de rubor mientras te pones a pensar en la incomodidad del dolor.

Girl Band son una máquina de aplastar voluntades. "Paul" es un geiser de punk sucio, Crass y una bufanda de industrias para el sudor de tus anhelo. Cuanta falta hacen estos combos de mecánica dura y de acero. Y lo importante del caso es que a pesar de su rudeza, sus canciones entran como el pop. Puedes pensar hits imposible de dos minutos como "Texing an alien", o sacudirte con "Fucking butter" y ese delirio de guitarra que te deja loco, orate perdido, hardcore electropunk. Gritos y ponzoña, luces que te asaltan. Miedo, mucho miedo.

Para terminar, "The Witch Dr",, raudal de bilis, pésame que me noto harto de tanto instrumental malsano... Pura energía desbordante. As en la manga. Girl Band, desde ya, uno de mis grupos favoritos de estar hornada de paganos que espero que incendien tanta puta calma chicha.


2 comentarios:

JLO dijo...

si que son pirotécnicos jaja... aunque los estoy escuchando y se calman de a ratos para seguir explotando... para colmo con ese nombre tan naif ja...

te ponen nervioso! en mi mente con esta música recreo un ataque aéreo en la seguna guerra jaja.... salu2...

Carlos dijo...

Si, la verdad es que hacen de la inconmodidad auditiva, una feroz atracción. Si te los pones en los casos, veras como sube una ola devastadora , un autentico frenesí. Saludos