lunes, 7 de noviembre de 2011

BELONG. "Common era" (2011)


Con solo visualizar la portada de este duo de New Orleans, nos podemos hacer una idea de lo que este artefacto llamado "Common era" contiene. Cristales rotos, blancos y negros fundidos en alarma, guitarras saturadas, shoegazing en estado puro y con enorme salud.

Los seguidores de My Bloody Valentine,  podemos estar contentos. La escucha del pelotazo sonico que es "Come see" me ha dejado tan bellamente aturdido, que la verdad el feedback que despiden es para guardarlo en un bote para dispararlo a discreción cuando la calma nos presione.

Dietrich y Jones, de la mano, uncidos por una capacidad asombrosa de construir drones que se retuercen en una magma sonoro que como en "Never came close", se evapora hacia el abismo sin piedad. En "A walk" se relajan algo, envenenándonos con nostalgia con el recuerdo de Cocteau Twins.

Podemos decir que "Common era", es la aproximación más vital que se ha hecho al  shoegazing desde hace bastante tiempo. Me gustan las voces en la sombras de "Perfect life", y la catarsis envolvente de "Keep still".

Todo casa en "Common era", todo esta encadenado para que el abismo del ruido sea una percursión que te araña desde un cielo punteado con colores de mares de noise caprichoso. "Different heart", es otra muestra de ello.

Asi que solo nos queda seguir disfrutando de este pedazo de avión supersónico de misterios sónicos, abrasivas metaforas de brio, ágiles notas que se desplazan, te rodean y te hacen reo de este monumental castillo de naipes afilados.


3 comentarios:

el gus dijo...

Yeah... mola mola

luther blues dijo...

Me has traido a la memoria ese grupo escoces (los Twins)del que todavia aun conservo algun cassette
Seguramente estos no deben desentonar cono lo presentas my friend
Un abrazo Carlos ,buena semana y no dejes de pensar

Carlos dijo...

Recuerdo hace muchos, muchos años, cuando aun estaba poseido por las olas del espiritu punk, y cayó en mis manos un vinilo de los cocteau. Fueron uno de los causantes de la apertura de miras hacia otros rincones. Belong, es una bonita secuela de esos tiempos