martes, 18 de diciembre de 2018

TROPICAL FUCK STORM, "A laughing death in meatspace" (2018)


De las cenizas de la subliminal, lírica y eléctrica banda australiana The Drones, nacen Tropical Fuck Storm, encabezados con sus dos lideres, el carismático cantante Gareth Liddiard y la bajista y también acompañante vocal Fiona Kitschin, completando el elenco Lauren Hammel a la batería y Erica Dunn a los teclados y a la guitarra.

Desde la primera pieza, la arrebatadora "You let my tyres down", parece que estuviésemos ante otro disco de The Drones. "Antimatter animals" y "Chamaleon paint", comparten con su pasado ese inclinación por el drama, por el sacerdocio de la desgracia, militantes en altares donde el eco de Cave resuena y asusta.

Pero Tropical Fuck Storm es algo más que una mera continuación. "The future of history" suena a vacile setentero y "Two afternoons" es una tormenta comedida de melodía, grito, expresiones de dolor y colores al por mayor.

Liddiard sigue teniendo una voz prodigiosa. Y si a eso sumamos el descriptivo campo musical que se dibuja a su alrededor ("Soft power"), tenemos un disco de esos disfrutable de principio a fin, repleto de ortigas y melaza venenosa ("Shelfish toxin").

La que titula el cd es una oración fúnebre con alta fiebre y congestión anímica y el final con "Rubber bullies" es para volver a darle el play y empezar con la primera del lote. Rock de alto octanaje emocional; Tropical Fuck Storm son toda una pócima de lujuria, exceso y sudor. Australia desbocada, rock sin aperitivos.


3 comentarios:

yomisma dijo...

Tremendo! Ahora que terminamos el 2018, lo situaría como uno de los mejores discos del año. Si pensamos que todavía se puede innovar musicalmente, esto es una muestra y la primera canción lo deja muy clarito.
Por cierto, la portada no puede ser mejor para definir el disco.
Saludos!

Carlos dijo...

No me he perdido ningun disco de The Drones. Y este proyecto de sus dos miembro destacados es suma y sigue, un paso más repleto de drama y rock, de lírica estrangulada, de pócimas venenosas de dolor. Sí, como tu bien dices, de lo mejor del año. Saludos!!!!!!!!

miguel angel Crespo dijo...

Se necesitan bandas como esta y que no caiga en saco roto la fabulosa trayectoria de The Drones. Ni que sea por higiene y para despiojarnos cual Oso Pardo contra un árbol.