martes, 11 de septiembre de 2018

INTERPOL "Marauder" (2018)


No, no es lo que esperaba. Pero sube la nota tras el desliz de "El pintor"(2014). Esa son mis primeras impresiones tras escuchar este "Marauder", que no es como decían una vuelta al sonido de su mejor disco, el intachable "Turn on the bridge lights", aunque contiene argumentos como para que les tengamos en consideración.

Y es que Paul Banks y sus chicos, merecen que sl disco siga girando, que el post punk tenga aún su hueco en nuestras retinas auditivas. "If you really love nothing" y "The rover", son para abrir boca, melodías oscuras, sin afilar las guitarras, pero tejiendo como ellos hacen una red de misterio y pulcritud.

Quizás el sonido de Interpol corra el peligro de su falta de movimiento, de haber escuchado ya antes lo que nos proponen en sus anteriores trabajos. Pero a los adictos a los sonidos puntiguados, es un placer toparnos con canciones como "Complications", y épica bien tratada como en la solemne y adictiva "Flight of fancy".

Sigo echando de menos la fuerza guitarrera de sus inicios, pero a su favor está haberse levantado con valentía despues de la caída aburrida de su anteior trabajo. "Stay in touch" si que consigue volver a la crudeza, subiendo volumen de la distorsión mientras Banks vagabundea con su voz.

Después de "Interlude 1", viene lo que hace perder puntos al disco. Temas como "Mountain child" y "NYSMAW" adolecen de repetición, de una vuelta más a los engranajes que Interpol utilizan para que la máquina funcione. Y es que la marcha de Carlos Dengler, se nota bastante cuando hay que evaluar el tono general de Interpol.

Queda poner el volumen a toda leche con "Number 10" , pieza incontestable, rabia y tristeza, resumen de como debería de haber sonado todo "Marauder".Ya casi al final, "Party's over" vuelve a inclinarse hacia lugares manidos. Para terminar este irregular viaje, "It probably maters", otra tonada que vuelve a sonar a copia.

Vuelven Interpol, mejoran, han llevado al tinte sus trajes, pero sigo esperando una estampida, un rayo de esos que electrifiquen los oídos. Seguimos esperando.


2 comentarios:

yomisma dijo...

Es un disco correcto, no malo, pero monótono, con el sonido Interpol característico.
Esperaba más riesgo. Decepción.
Quizás, si no se ha escuchado lo bueno de Interpol sea un disco que sí tenga la capacidad de sorprender. En mi caso no ha sido así.
Saludos!!!

Carlos dijo...

Comparto contigo lo que dices. De todas formas a bandas como Interpol y habiendo hecho discos como su primer largo, hay que exigirles más. Saludos!