miércoles, 25 de febrero de 2015

DIABOLOGUM. "=3 (Ce n'est pas perdu pour tout le monde)" (1996-2015)


El pasado sábado estuve en el concierto de Michel Cloup Duo en Madrid. Sin palabras para definir el clima creado por el ex-Diabologum, ex-Experience, junto a Patrice Cartier. Rock con mayúscula, con aristas, arte sobre el escenario, los sentidos acorralados por ese enjambre musical que iradia Michel y su colega.

Pocas veces la emoción de un directo puede llegar a traspasarte la piel, a sentir que estas asistiendo a algo grande. Ahora estamos pues de enhorabuena por la reedición del mejor disco de los tres que sacaron Diabologum, acompañado de un disco extra donde aparecen temas que son un buen acompañante para este dulce empacho de esta bendita independencia gala.

Diabologum, se merece esta reedición. También para los que aun no han caido en las redes de la carrera de Cloup, puede ser una buena manera de empezar a coleccionar sensaciones. Richard Roman, Denis Degioanni y Arnanud Michniak acompañan a Cloup en este obra punto detonante de una banda que como siempre por estos lares hispanos, no tuvo el reconocimiento que se merece.

"De la neige en ete", el inicio, tiene todo para que te colapses con Diabologum. Recitados, guitarras que se cargan electricidad, nubes y borrascas que se avecinan, la luz de la noche que alumbra las penas. Diabologum traducía con su rudeza y su noise todo el vendaval que en el continente americano venia por parte de Sonic Youth y demás diaspora de diletantes.

"Il faut" y "Les angles", cada una a su manera personifican el poderío de una banda que no se andaba por las ramas. Arty y decadadentes, en temas como "Une histoire de séduction" se nota el hechizo de Leo Ferré, las palabras como revolución, mientras el piano sufre anemia. "A découvrir absolument" es quizas su hit más reconocido. Cargado de intensidad, volcán electrónico, junto a un vocerio guitarrero que da la voz a "365 jours ourables", la mejor del lote para servidor, con ese toque melancólico y rabioso que acompaña toda la obra posterior de Cloup. Total.

También "=3" tiene espacio para la experimentación, para las filigranas sonoras como en "Dernier étage", y para en "La maman et la putain" con la voz de Francoise Lebrun, sedarnos con una tormenta de lágrimas abanico de desesperación. Grandes Diabologum. La que acaba el primer cd, "Blank generation", cover de Richard Hell es la mejor manera que tenemos para empezar el segundo acto de este viaje, con "La réincarnation c'est l'avenir", inedita cuando salio el "=3", donde la banda muestra todo el poderío energético, solemnes y asfixiantes.

"C'est presque trop beau" juega con nosotros al escondite tecnológico con nosotros y "Flood" es punk metal en un minuto de detonación. "Quelque chose pour hier soir" es un variopinto mejunge de trozos de guitarra engatusadas con una brillantes proyección electrónica. "A côté", marca de la casa de Cloup, versos y más versos para poner las cosas en su sitio.

"Tout les mots disent la meme chose" es noise arrastrado y la que da el fin al asunto, "Et si nous n'avions pas été  là l'historie aurait été la même mais racontee par d'autres" con Daniel Darc de compañero de viaje, hace significar la importancia de este grupo para la evolución de la música independiente gala. Diabologum, el avispero que no cesa, el veneno reptante, el hogar donde Michel Cloup inició su bogar por el inclemente mundo de las tormentas, tormentas que el sábado pasado derramaron espasmos y sensibilidad.


2 comentarios:

Alex Palahniuk dijo...

La herencia de la Velvet y The Replacements es brutal. A priori, me gusta el enlace, y le echaré un ojo al disco, por supuesto. Un abrazo, Carlos :)

Por cierto, ¿eres fan de los Manic Street Preachers? Te invito a que te pases por aquí, si quieres. http://www.ourgodsaredead.blogspot.com.es/2015/02/generation-terrorists-memorias-de-los.html

Carlos dijo...

Es una pena amigo Alex que nos perdamos a los enormes artistas, grupos de nuestro vecino del norte. Diabologum quizás el grupo indie que más asimiló las influencias de Sonic Youth eras devastadores.
Manic Street Preachers, quitando "generation terrorist", no han sido nunca de mi agrado. De todas formas acudo a tu blog. Me gusto Alice in Chains. Saludos