Buscando canciones, sensaciones pasadas, sorpresas que me espanten, escarbando en surcos musicales, arañando hojas donde encontrar volcanes que me invadan, hechizado como cuando desde crío supe que la música siempre me acompañaría....

lunes, 19 de enero de 2015

LE BUTCHERETTES. "Cry is for the flies" (2014)


Omar Rodriguez (The Mars Volta) no es tonto. Cuando se fijó en este combo que viene de México, supo que estas chicas tenían algo que decir. Teresa Suarez y Lia Barnwell se las apañan para hacer del garaje y de punk un binomio donde todo es posible.

Desde guiños a Boss Hog, "Burn the scab", hasta ladrillazos en las cabeza como "Demon stuck in your eye", donde se las apañan para recoger y amontonar cantidades se recursos eléctricos para irradiar una elevada y detonadora explosión siempre con matices.

"Your weakness gives me life" es una tormenta, un vendaval de brio y luciérnagas perdidas en una noche sin fondo. En "Moment of guilt/the gold chair ate the fireman", se hacen acompañar por Henry Rollins. Más leña al fuego.

Le Butcherettes no son para nada lineales. Lo suyo es ir sorpresa tras sorpresa. "Boulder love oye layers of rock" y su órgano sesentero y oscuro da paso a "Shame, you're all i've got left", más traquila, un torbellino de codeína, un acicate para soñar.

La estocada casi Sonic Youth, viene con "Normal, you were", puro riots girs cabreado y lleno de luces que se deforman. Las chicas, a lo suyo, a darnos pávulo, a cantar casi como deudoras del espiritu de Nina Hagen, "Poet from Nowhere".

Para terminar, otra tenebrosidad, "Crying out to the flies", una buena manera de poner el epilogo a un monumental y absorvente disco. Desde México con amor.