Buscando canciones, sensaciones pasadas, sorpresas que me espanten, escarbando en surcos musicales, arañando hojas donde encontrar volcanes que me invadan, hechizado como cuando desde crío supe que la música siempre me acompañaría....

viernes, 5 de diciembre de 2014

KARATE. "595" (2007)


Este cuarteto de indie jazz siempre me encandiló. Comandado por Geoff Farina,  y nacidos a mediados de los 90, tuvieron el enorme acierto de presentarse con unas cualidades musicales muy personales dentro del orbe independiente.

Lo suyo era hilar estructuras jazz con fundamentos indie, tejer una red donde construían andamios de rock especulativo, emocionante. "The roots and the ruins", la que abre  este live, "595",con la guitarra de Farina, es todo un prodigio de elegancia y surcos luminosos.

"Airport" es otra de las piezas con tonos amables, disipando dudas, arpegios que se trenzan en andanadas, catarsis controlada. Donde más se aprecia el duende, en cuando Karate se propone alargar su visión del jazz, exponiendo juegos instrumentales que juegan a jam sessions de club sin prisa al cierre ("In hundreds").

"Original spies" es delicada, algodón, siempre con la voz de Farina como luminoso faro donde el feedback engancha tonalidades gráciles. Te pones "Number 6" y sientes como desde lo mínimo se trabaja rutilantes y calmosos paseos por valles gastados de hondura. Hasta les da por ponerse burrotes con "There are ghosts" para terminar el viaje con los diez minutos adictivos de "Caffeine or me".

Un buen golpe para los sentidos Karate. Jazz para la afición independiente, rumores de olas y buen quehacer artístico. Un directo que no la parece, un torrente de magia.


1 comentario:

Alex Palahniuk dijo...

¿Jazz independiente? ¿Eso tiene algo que ver con el jazz moderno de Norah Jones o Jamie Cullum? Buena entrada, Carlos. Un placer leerte, señor de la música alternativa.