domingo, 23 de noviembre de 2014

JÓHANN JÓHANNSSON. "Prisoners" (2013)


El músico Jóhann Jóhannsson, que ya nos visitó en estas páginas con su estremecedor disco "Fordlandia", vuelve a este nido de sugerencias, con la banda sonora de unas de las películas más perturbadoras que he visto en estos últimos años.

El director canadiense Denis Villenueve, cuenta con Hugh Jackman y Jake Gyllenhaal para hablarnos de lo que ocurre tras la desaparición de dos niñas en la vida de sus padres, en su búsqueda para encontrar a los culpables, destapándose a cada paso un volcán de violencia, donde el drama vive y conmociona con un final de esos que se recuerdan largamente.

Quien no Jóhannsson para musitar la tragedia, en este score repleto de tristeza y terror, desesperación al rojo vivo. "The lord's prayer", la que da el pistoletazo al álbum es una henchida composición de cuerdas que sirve de inicio para decorar  la hecatombe de sentimientos que irradia un film cautivador en el que Jóhannsson ha pulido su espátula sónica para dejarnos sin habla.

La orquesta funciona a la perfección. Si ya has visto el film podrás dibujar las imágenes cuando suena "I can't find them" o "The search party". Si no, cerrarás los ojos para caminar por ariscas calles donde el afán de respuestas es el motor de la desesperación. "Surveillance video" es otra frágil miniatura que te corrompe los oídos con su oscuridad espartana. Poidría ir en cualquier peli de Lynch.

La atmósfera de todo "Prisioners" es malsana, sabes que el mal habita en quien menos te lo esperas, la podredumbre se escuda en la falsa inocencia para ejercer una ordalía de oscuridad. La música de Jóhann es perfecta para conmocionar, circular, expresiva, lírica.

"The intruder", "The Snakes" o "Trans am", son otro de los combates que tienes que realizar para supurar frenesí y lucha.  Si aun no has visto "Prisioners", no te la pierdas, y si ya la miraste, oye el latido de la pena, la naftalina de la desgracia. Como siempre Jóhannson, poniéndote la piel de gallina.



2 comentarios:

Alex Palahniuk dijo...

Una interesante amalgama entre Sonic Youth y Joy División. Interesante, Carlos.

Carlos dijo...

Amigo Alex quizás se acerca más a los sonidos oscuros de Lynch, y a los emocionales de Craig Amstrong. Oscuridad....