lunes, 20 de febrero de 2012

TOM WAITS. "Bad as me" (2011)


La verdad que importa poco que la mayoria de las cosas que llegan a nuestras manos no pasen el corte con un aprobado por los pelos. Que recurramos con añoranza a nuestros viejos ídolos para espantar la decepción de las novedades que a nuestro alrededor nos marean y marean sin producirnos más que un sofocante vertigo.

Cuando un artista del talante de Tom Waits saca un disco, abrimos nuestros oidos, dejamos la comida sobre la mesa, nos olvidamos de todo por unos suculentos momentos musicales de disfrute, y nos perdemos con alevosía y cariño en las canciones de este truhán bendito, con garganta rota de bilis, fármaco para las crisis de ansiedad.

Tom Waits es un valor seguro y "Bad as me" es otro más de los albumes que debemos aprendernos de pe a pa. Recogiendo los pasos ya andados, Waits quiere hacer de "Bad as me", una segunda parte de "Mule variations", y el tio bandido lo consigue.

La agitada trombonista y roquera de "Chicago" marca el inicio de la road movie, que en "Raised right men" se convierte en un blues oscuro y asfixiante. En "Talking at the same time", saca a relucir los neones de club perdidos en alguna carretera extraviada de la memoria.

Rock años cincuenta podiamos definir la atrevida "Get lost". Pero como todo no va a ser desquiciamiento, a Tom le va como siempre regalarnos esos tempos lentos, como "Face to the highway" o la tierna y emocional "Pay me", desde ya canción para abrazar al viento, o para inventarme una nube de caricias.

"Back in the crowd" es chula y añeja y "Kiss me" parece un standard destartalado y mustio a pruebas de balas de depresión. Joder, ¿para que queremos tanto infantil grupo con poses que no van a ninguna parte, si sólo una arruga del maestro Waits vale más que la carrera de tanto bicho para la papelera.

Sólo nos queda disfrutar de estos surcos tan reconocibles, de esta voz tan nuestra ya, de este músico que jamás nos ha defraudado. Porque la música cuando sale del alma, jamas decepciona, se comunica con nuestra psique profunda, para permanecer eternamente hasta el fin de los tiempos. A tus pies Waits.

3 comentarios:

Alex Palahniuk dijo...

Otro discazo del genio de Waits, no se le escapa ni una a este hombre. Joder, con los años que tiene y todavía tiene la creatividad intacta. ¡Un abrazo!

Carlos dijo...

La verdad es que es un flipe toparse con discazos como este. Saludo majete

nikochan dijo...

Sí que es un discazo, sí.