jueves, 6 de septiembre de 2012

EDWYN COLLINS. "Losing sleep" (2010)



Lo de este tipo tiene merito. El ex-lider de los interesantes Orange Juice, tras padecer dos hemorragias cerebrales se puso a elaborar las canciones de este alado "Losing sleep".  Tras haber afilado la guadaña de la dama desde su cama de hospital, Collins se lo penso dos veces antes de mandar a freir esparragos a todo lo que le rodeadaba, hizo de trilero con la Muerte  y la envió a paseo. Asi es Edwyn Collins.

En "Losing sleep" encontramos a gente de Franz Ferdinand que han puesto su granito de arena para la recuperación de un artistazo. Asi que la que abre y titula el cd, es toda una ventolera de soul rock con vientos a lo loco, sonido de los 80 facturado desde el pesebre de la enfermedad. Aqui Collins habla a las claras de las putadas de la vida, de los cables andarines por el cuerpo yermo, de lo dificil que fue ponerse de nuevo en pie para luchar, siempre luchar....

"What is my role?" parece sacada de algun pub ingles de finales de los 70, y "Humble" con su piano provocador es un forma descarada de sacar a bailar a la salud por los estadios minusculos del pop que amamos muchos. Ese pop ejecutado en pequeños locales, el que sale de las tuberias animicas de hombres como este Collins, que quizas guardaba en sus sueños de hospital las historias que iba a narrarnos en este "Losing sleep".

"Come tomorrow, come today" es un single perfecto de pop afectado y sincero que da paso a "Bored" a un glamuroso viaje por la psique pajarraca del bebedor de zumos de naranja. Dicen los afortunados que le han podido ver en vivo, que es impresionante como desde sus deficiencias fisicas por los dos arreones que casi acaban con él, consigue mediante su música trasladarnos a otros tiempos mejores para la lírica, donde abundaban los artistas notables, donde te podias perder en elegir tu disco favorito de la semana.

Bravo pues por este superviviente que lo tiene todo para seguir guiñando un ojo perverso a la Dama que a todos nos secuestará.


2 comentarios:

Joaquim dijo...

Puedo asegurar que en directo Edwyn Collins es un auténtico vendaval, pude verle en la Bikini hace dos años y fue un conciertazo en grado superlativo. El tío entró cojeando, con su bastón y se sentó en un taburete del que no se levantó en todo el concierto pero ese pedazo de artista nos atrapó desde el primer acorde, es un monstruo del escenario. El disco es bueno pero en directo gana muchos enteros, Edwyn lo defiende al cien por cien, ahí está el toque de calidad de los artistas de verdad.

Saludos,

Carlos dijo...

Afortunado pues amigo Joaquim de asistir a tal espectaculo. Si el disco es la leche en vivo tiendo que se la reostia. Y es que los buenos, siempre seguiran siendo buenos