lunes, 25 de abril de 2011

WIRE. "Red barked tree" (2011)


De lo que llevamos de año, posiblemente el mejor disco que he oido. Wire, 12 discos en 35 años de existencia. Nacidos en los años donde el punk se eregía como ente combativo y a la vez producto para vender una marca, Colin Newman, su lider, el de siempre, supo desde los albores, hacer de eso que se llamo art punk, toda una etiqueta con sentido.

Llevo largas escuchas de "Red barked tree", y cada saco algo nuevo de cada oida, quedándome prendado de la manera tan particular de hacer canciones de Newman, donde la melodias circulares se cruzan con andanadas de electricidad que me tienen endemoniado.

Me pongo "Adapt", y parece que me traslado a esos años donde caian en mis manos las ultimas producciones de The Fall o King Crimson. Cuando el cuerpo te pide repetir otras vez la escucha de un tema, cuando subes como insconciente el sonido de tu aparato, es que estamos ante una obra de esa que definen la grandeza de unos musicos, de una forma de establecerse entre nuestros corazones pergeñadores de momentos para nuestra gloria particular de oyentes.

El tratamiento que hace el trio del pop en "Please take", (y ya se que las diferencias son muchas, que estamos ante otra cosa), me recuerda a los tiempos tranquilos de los chicos de Fripp.

Me engatusan con sus guitarras, como consiguen hacernos creer que estamos a ultimos de los 70 actualizano su propuesta, haciéndola creible.El punk atomico de "Two minutes" te dejará sin aliento, sin posibilidad de decir nada más que parabienes para estos pedazos de instrumentistas que desde el lejano "Pink flag", no han dejado de embobarnos en sus espaciadas apariciones a traves de estos años.

Como disfruto de ese toque naif en "Clay", con las guitarras sumergidas en una calidez acida. Graham Lewis y Robert Grey, hacen de perfectos escuderos de Newman, para quebrarnos con cosas como "Bad worn thing", con un aire al grupo de Mark Smith, vacilándonos, haciendo que las cuerdas se conviertan en un festival de melodias, de salmos para el recuerdo.

Los pequeños apuntes electrónicos son borrados del mapa cuando se asoma la contundencia, que en "Moreover" obra su máximo esplendor, espartanos, furiosos, frios pero directos, rápidos y corrosivos. Que todas las huestes de niñatos con ansias de conocer de todo, tiren a la basura sus ultimas promesas indies, que se pongan esto a toda pastilla,y que valoren que lo que nos venden como lo más de lo más, es simplemente carroña para dar de comer a los consumidores de fruslerías.

El aire ochentero de "A flat tent", me descoloca los huesos, y la agitada "Smash" compone como el resto de "Red barked tree", otra perfecta excusa para no dejar de escuchar este monumental crisol de sonidos que no se casan con nadie, que navegan libres por las ondas cerebrales de un musico que no le importa la productividad y si la hecatombe emocional que produce.

Me he puesto "Red barked tree" en el salón, en la cocina, en la ducha, en los cascos. Siempre sonaba igual de pegajoso, boomerang que va y viene, música en estado puro para los que flipabamos con las ultimas creaciones de nuestros adorados grupos de los 90 (Dinosaur Jr, Pixies, Sonic Youth, Wedding Present y todos lo que tu quieras). Imprescindible su escucha para la buena salud de nuestras orejas.

4 comentarios:

luther blues dijo...

Muy valorable que despues de tanto tiempo en la ruta sigan acercandonos su musica ,hace un par de años llego a mi poder Pink Flag con sus guitarras estridentes y me sorprendieron
Seguramente causaran ese mismo efecto con su ultimo trabajo quizas ...
Un abrazo Carlos y buena semana

Carlos dijo...

De verdad que no debes de perdertelo. Honestidad, capacidad de sorpresa, fuerza, todo para que sea un gran clasico. Enormes estos wire. Saludos disqueros amigo luther

Mary dijo...

Tras leer esta reseña no voy a poder resistirme a escuchar este disco (lo tuyo se llama poder de convicción, Carlos). Y así de paso los retomo, que desde "Send" no les he vuelto a dedicar tiempo. Qué grandes son, y qué definitivos fueron "Pink Flag" Y "Chairs Missing". Saludos!

Carlos dijo...

Me reganche con Wire, cuando sacaron "Send", ahora con este momumental discos siguen estando en primera linea del disparadero de los musicos con inquietudes, con algo que decir. Saludos y disfrutalos