miércoles, 20 de abril de 2011

MUDHONEY. "The lucky ones" (2008)


Aun recuerdo allá en los lejanos 90, un concierto de los Mudhoney en plena ebullición del sonido grunge. Menudos burrazos la banda de Mark Arm y sus testarudos chicos listos para romperte los timpanos con su rock que bebía tanto del blues, del punk o del hard con tintes rokistas.

Pasado ya el acné que causo la aparición de los Nirvana y toda esa prole de estrafalarios imitadores, Mudhoney nos regaló este pedazo de bomba h de rock, para recordar que la fidelidad a unas maneras de hacer, trae consigo la aparición de discos como este, donde los que disfrutamos con este tipo de sonido nos lo pasamos pipa.

Y es que como no mover tus viejillos engranajes óseos cuando escuchas "I'm now". Es para quitar el polvo a todos tus vinilos de la época y empezar a degustar de nuevo esas antiguas maneras de crear ventosidades roqueras que ya los niños indies de hoy en dia han olvidado. Prefieren el onanismo de sus The Strokes para sentirse duretes.

A Mudhoney les va la marcha y se nota cuando tu equipo escupe "Inside out over you", donde parece que el tiempo no haya pasado, o se descuelgan con un blues que como la que titula el lp, repleto de espinas y ácido para tu mente.

Y es que ahora que todo el mundo se ha olvidado de Seattle, oir cosas como la chula "Next time", te pondrá las pilas en un minuto. Mudhoney nunca engañaron a nadie, nunca se pasaron al bando de los pelotas, nunca se afiliaron en el bando de las regeneraciones musicales. Lo suyo es rock, y del bueno.

Me alucinan cuando frenan y se sacan de la manga una exquisitez como "And the shimmering lights", tranqui y novedosa dentro del catalogo Mudhoney. Pero no hay que dejarse llevar por los valses de los orates. "The open minds", tiene mala leche punk, y "What's this thing" se deja llevar por la tradicción del rock sudoroso y urgente para desplomarnos con su mole vacilona y total.

Era en una sala de Madrid, donde les vi convertir a los altavoces en un coladero de llamas. Ahora, con el paso de los años, y la escucha de este "The lucky ones", queda claro quienes iban de farol, y quienes apostaban por usar el rock como un tonel de gasolina para esparcir su rabia hacia nuestros oidos puberes que ahora, con unos cuantos años de más, recogen con felicidad el recuerdo de unos rigurosos y fieles servidores del alto octonaje.

4 comentarios:

J.M.B. dijo...

Vi a Mudhoney en septiembre y fue un gran concierto. Este disco no lo tengo muy controlado. Mi favorito es My Brother The Cow.

Saludos

el juani dijo...

Hola, muy interesante tu blog... gracias por agregarme, yo tbn te agregue. Saludos

Víctor Hugo. dijo...

Me encanta saber que esta es de esas bandas que iban a contracorriente... No los he escuchado nunca y lo que has puesto me convence muy mucho.

Si los veo un dia de estos en mi tienda favorita me haré con ellos y ya te comentaré la experiencia.

¡Saludos!

Carlos dijo...

JMB: Me alegra que Mudhoney conserven en la actualidad a energia de su pasado tan glorioso. Mi discos favoritos son el que comentas y "Every Good Boy Deserves Fudge"

Victor Hugo: Mudhoney no tiene discos malos, pero los que comento mas arriba son los mejores. No te los debes perder amigo Victor Hugo

El Juani. Me alegra tu visita,visitare su sitio con asiduidad

Saludos y buenas vacaciones, y mucho rock por todos los costados