viernes, 2 de febrero de 2018

THE DREAM SYNDICATE. "How did i find myself here?" (2017)


Recuerdo donde me compré mi primer contacto con The Dream Syndicate. Fue en una tienda del centro, donde se escribían disco, donde me hice con "The days of the wine of roses". Fue en el mismo lugar donde más tarde cayeron los vinilos del Violent Femmes, o "Nevermind" de Nirvana vía importación cuando aun eran unos desconocidos.

Allí me tope con la banda comandada por Steve Wynn, y desde los primeros acordes de "Tell me when it's over", me convencieron sin miramientos. Distorsión, buenas melodías, nuevo rock americano que lo llamaban.

Después de tantos años, es toda una gozada comprar "How did i find myself here" y sentir que nada ha cambiado, en uno de sus mejores trabajos de su discografía. Basta ponerte "Filter me through you" y como en aquella lejana época, vibrar con esa delicadeza furiosa, con esa electricidad contenida.

Con Dennis Duck y Mark Walton, compañeros de los 80, y con el guitarrista Jason Victor aportando el constante arreón de distorsión, les va bien eso de acampar en el jardín de Wynn. Porque la verdad es que aquí todo es redondo. "Glide" suena como un tiro, y "Out  of my head" es una amalgama de feedback de volumen atronador. Vaya sonido.

La más bestia y oscura del álbum viene a continuación. "80 west". Serpenteando entre brumas, con las guitarras como lijas, brutal y devastadora, casi punk. Joder con The Dream Syndicate, haber quien es el listo que duerme aquí.

"Like Mary" es tierna, un hit de esos que se saca de su sombrero de mago Wynn, casi parece Rem en sus mejores tiempos. Colosal. Como la salvaje "The circle", un tema de esos que te deja mudo, perplejo, todo electricidad, caligrafía de la distorsión. La que titula el cd es una pasada, once minutos de jam sessions, con mucho groove. Y para terminar, "Kendra's dream", de ensueño, un abanico sinuoso que te arrulla y te mece.

"How did i find myslf here?", por toda la puerta grande, un discazo vital, descarado, eléctrico, de una banda que parece haberse metido en la maquina del tiempo. De lo mejor del año ya finado.

3 comentarios:

Johnny JotaJota dijo...

Recuerdo que yo también descubrí en el mismo sitio el Days of the wine and roses y el de Violent Femmes. Este último disco es una maravilla, la clara demostración de que fue un grupo de una calidad atemporal y diferente a la mayoría, unos grandes supervivientes. Abrazo, kamarada.

yomisma dijo...

Esto sí es resucitar
Siguiendo con mis gustos más oscuros, agresivos, me quedo con "80 west" desde el inicio es tremenda
Discazo

Carlos dijo...

Amigo Johnny, lo mismo hasta coincidimos en la tienda en aquellos lejanos días. Discazo del Mr. Wynn. Abrazos!.

Yomisma, si, como dices eso es dar un buen portazo bien fuerte en la puerta en los morros a los que parecen haber descubierto todo ahora. Diszcazo. Saludos!