martes, 14 de noviembre de 2017

PARDONER. "Uncontrollable salvation" (2017)


Sólo me basto escuchar el tema que abre el disco, "Blue hell", para acudir raudo al sitio de compras habitual de música que tengo para hacerme con los servicios de esta banda de San Francisco, que como pocas bandas en la actualidad ha sabido revivir los 90, a Pavement, Sonic Youth o Dinosaur Jr, con una arrogancia brutal, con un sonido devastador.

10 temas, diez hits, diez trallazos repletos de melodias, de guitarras que hieren, de gritos que ensordecen ("Hint"). Lo tienen todo para que después de este primer disco vengan muchos más si siguen por esta senda de bramidos noventeros. Es como revivir la época donde Polvo, Truman's Walter y otros guerrilleros del caos, intentaban hacerse un hueco entre los popes de la época. Pardoner suena sucio y limpio a la vez, siempre con un buena tormenta de cadencias sónicas ("Outdoor excursion"), requisito indispensable para no pasar a la historia como otra secuencia de minutos para la basura.

El cuarteto, (dos guitarras, bajo y batería), tiene a la juventud no como una rémora, sino como un empujón para fabricar riffs robustos de margaritas eléctricas como la monumental "Hey rockstar", para descomponernos con ese inicio melancólico de"Carousel of punishment", cinco minutos largos de conmociones y ruletas rusas de distorsión siempre inteligente, rauda y adictiva.

"Pivot fakia", otro (y van...) punto álgido del disco te hace levantar de la silla para en "Labrador" recordar a los añorados Pixies, y a sus colegas de generación. "Uncontrollable salvation" no tiene desperdicio, aquí no sobra nada, aquí todo esta resuelto con acierto, con fuerza y maestría.

La que titula el disco es una auténtica vacilada, y el epilogo, la más larga y currada de todo el cd, "Don't stop believe 'in me", es la certeza más firme de que Pardoner es una banda asentada, con los pies en el suelo, que ha construido uno de los discos más edificantes y radiantes de este año que ya se acaba.


No hay comentarios: