Buscando canciones, sensaciones pasadas, sorpresas que me espanten, escarbando en surcos musicales, arañando hojas donde encontrar volcanes que me invadan, hechizado como cuando desde crío supe que la música siempre me acompañaría....

lunes, 28 de septiembre de 2015

URSULA. "Mejor seguir al silencio" (2009)


El cuarto disco del grupo comandado por David Cordero, fue el mas redondo. La barca que espera anclada en ese fondo azul que daña los ojos, parece invitarnos a subirnos en ella, para transitar por caminos donde la soledad se clava la espina del deseo.

Empezaron siendo unos paladines del slowcore,("La banda sonora de mi funeral") Codeine en voz baja, para acabar afincados en algún recondito lugar más cerca de Hood, con sus juegos electrónicos pero sin dejar por ello de llorar. "Puedo y no quiero" se toma en serio el percance de seguir cantando entre sombras, enfurruñándo los cielos, con David acompañado por un paisaje donde recrearse a gusto mientras gotea ansia por vivir.

"Mejor seguir al silencio" es un disco de ocho canciones donde solo en 3 de ellas encontramos la voz. "Fuerza mayor" es la mejor representación de esta nueva sinfonía, donde lo que menos importa son las letras, y más la sensación de buscar mediante la evocación abstracta, siluetas donde definir los parametros de la tristeza.

"Maravilloso miedo" vale para un fin de noes. Para conjugar verbos absurdos, para llevar tu mal a las manos de un beso. "La minoria silenciosa" es electrónica contenida, páramos de angustia existencial mientras al rato en "Desviaciones morales", David sigue con su perorata de ensimismamiento total.

Silencio. El silencio encapsulado en pastillas de mejoría interna, luces y sombras para fabricar espacios donde merodear caprichos. La luna embaucadora, el agua en calma, las estrellas ignorantes de esa balanza que divide el todo en dos partes: la vida y la muerte.

Para acabar este tránsito, "De perdidos al río" y "A la mañana siguiente", ponen el punto final con su encantamiento singular, con su mapa sugerente de veleidades absolutas. Buen viaje para los sueños.