domingo, 15 de diciembre de 2013

GRINDERMAN. "Grinderman" (2007)


¿Qué se puede esperar de un grupo en el que sus componentes se encuentre Nick Cave y gente de The Triffids o Dirty Three? En año 2007, el australiano errante se juntó con sus socios de los sonidos sucios, y firmó este primer largo como Grinderman, recuperando toda la mala baba del blues, frenéticos enjambres donde poder asistir de nuevo a la danza bestial de Cave.

Y es que es necesario volver de nuevo a las cavernas. Cuando he puesto "Get it on", me parecia estar viajando en el tiempo, cuando los Gallon Drunk nos sumergían con sus maracas de cianuro y su gospel del infierno en una ruleta donde el 13 como siempre es el número ganador. "No pussy blues" empieza con incertidumbre para el poco provocarnos un colapso, con un arrebatador feedback punk. La reostia el predicador.

El disco es como el simio de la portada. Volvemos a estados primitivos. El blues se muta verde marciano, verde ponzoñoso. También cuando se ponen medio psicodélicos en "Electric alice" nos contagian con su aire de salitre y demolición.

Pero no todo va ser explosión incontrolada. Cuando Cave se pone tierno no hay quien lo pare. La que titula el cd es una muestra de que esta prolongación actualizada de The Birthday Party, también sabe bajar al estanque para tirar pétalos de flores gastadas.

"Go tell the women" es un medio soul para almas candidas de amor imperfecto y "(I'dont need you to) set me free" es un torrente de electricidad compuesta por átomos desquiciados. Y cuando el órgano toma el mando en "Honey bee (let's fly to mars)" con al aguijón de la abeja plagado de vitaminas para la desmemoria, no te queda otra que volver a ponerlo otra vez para brincar detonación.

Un disco pues para poner junto a toda la obra de Cave. Un hermano mayor en la familia de este sacerdote de malas semillas.



2 comentarios:

Johnny JJ dijo...

Me gustó mucho este disco, fue una sorpresa muy grata. Un saludo, Carlos.

Carlos dijo...

La mala semilla nunca muere.....